Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Abogacía sevillana muestra su apoyo al juez del caso 'Mari Luz'

El decano del Colegio de Abogados de Sevilla, José Joaquín Gallardo, considera "injusto" culpar al juez Rafael Tirado, expedientado por no haber encarcelado al presunto asesino de Mari Luz Cortés. Según Gallardo, la Justicia española está en una situación crítica, que en Andalucía es caótica, por lo que cree que las irregularidades que han concurrido en este caso "no son imputables a su persona, sino consecuencia de las graves deficiencias del sistema".
Gallardo ha señalado que esta situación es fruto de la "desidia" de todos los gobiernos de la democracia, ya que "la triste realidad es que nuestros políticos no se han interesado nunca seriamente por la administración de Justicia".

Ese abandono "nos ha llevado a la actual situación, que por fin se ha evidenciado clamorosamente ante la opinión pública con la muerte de la niña Mari Luz y la concatenación de irregularidades que ha evidenciado".

La falta grave de desatención que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) imputa a Tirado "es lógica y obligada, dada la gravedad objetiva de los hechos que se le imputan", pero Gallardo ha añadido que espera que "en su día ese expediente se resuelva satisfactoriamente para él" porque el juez "cuenta con el apoyo de los abogados, que somos testigos directos de su buen hacer como magistrado".
El decano de los abogados ha manifestado que "no sería justo responsabilizarle personalmente del cúmulo de responsabilidades difusas que concurren en este caso".

En ese sentido, ha dicho que son los gobiernos del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y de Manuel Chaves en Andalucía "quienes incurren en una falta muy grave de desatención a la Justicia", por lo que Gallardo entiende que "este preciso momento debe ser el punto de inflexión en la patética situación de la administración de Justicia".