Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aborto- Paco Vázquez pide "tranquilidad y serenidad" en el debate y dice que con la ley de 1985 a todos les iría "mejor"

Francisco Vázquez, exembajador de España en el Vaticano, ha pedido "tranquilidad y serenidad" en el debate sobre el anteproyecto de ley sobre el aborto y cree que con la ley socialista de 1985, avalada por el Tribunal Constitucional, a todos les "iría mejor", aunque él no la comparta en su totalidad.
En un acto en Arroyo de la Encomienda (Valladolid) para pronunciar la conferencia 'La gestión de lo público' en un acto organizado por la Fundación Schola y el Foro de Empresarios de Castilla y León, Vázquez ha criticado que se diga si el proyecto es de "derechas o izquierdas" porque es una cuestión que afecta "a la conciencia de las personas", creyentes o no, y de cualquier signo político.
"Hay muchas personas en favor de la vida, comprometidas con los derechos que asisten al embrión, al nasciturus, desde concepciones agnósticas, ateas, desde perspectiva médica o científica, por lo que la primera falacia es decir que es un debate político y que tiene connotaciones progresistas, reaccionarios o de extrema derecha o izquierda", ha dicho el exalcalde de Vigo.
Por otro lado, ha señalado que al final lo que se plantea es volver a conseguir un consenso "que costó mucho trabajo" y que no fue expreso, "pero sí tolerado y asumido por todos", que es el derivado de la ley de 1985.
RECONOCE QUE EL PSOE LO ROMPIÓ
A este respecto, ha reconocido que este consenso lo rompió el PSOE de forma unilateral con una ley no consensuada, que no iba en un programa ni fue presentada en un debate de investidura y para la que no se permitió el voto de conciencia ni el secreto.
Vázquez ha explicado que "a partir de ahí, las posiciones que sean, siempre desde la verdad y la justicia", ya que él se puede oponer desde el punto de vista del católico, algo legítimo, pero se opone por motivos estrictamente médicos y científicos, "desde el punto de vista de lo que representan los avances de la genética, de la viabilidad de la vida del nasciturus".
Así, ha hecho suya la resolución por la cual un socialista, ateo y médico, presidente de Uruguay, Tabarés Vázquez, "hace tres años la vetó desde su posición atea pero como médico y científico señalando la herencia genética que existía de la herencia genética en el embrión".