Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Activada la prealerta por inundaciones ante la crecida del río Ebro

El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, ha firmado este lunes la activación de la prealerta por inundaciones.
Es el acto administrativo previo a la activación de la alerta si fuera necesario, aunque las previsiones de caudales que maneja la Confederación Hidrográfica del Ebro son optimistas y no hacen prever que haya que tomar medidas de protección de los cascos urbanos, ha señalado el Ejecutivo aragonés en una nota de prensa.
Se trata de una crecida ordinaria. Así, la punta de la crecida ha pasado por Novillas con una altura de 6,16 metros, 80 centímetros menos que en el año 2013. En Zaragoza, la punta de la avenida podría llegar esta tarde con un caudal inferior a los 1.500 metros cúbicos por segundo, 400 menos que el máximo del pasado año.
Según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el Ebro se mantiene en Castejón (Navarra) con una altura de 5,61 metros y 1.101 metros cúbicos por segundo; mientras que el caudal va en aumento en la capital aragonesa y se encuentra ahora en los 1.064 metros cúbicos por segundo y los 3,38 metros.
INUNDADOS "LOS CAMPOS HABITUALES"
En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Pradilla, Luis Eduardo Moncín, ha señalado que el Ebro ha pasado por el municipio zaragozano a una altura de 5,95 metros y no ha causado daños dado que "ha sido una riada relativamente pequeña", si bien "cada vez con menos caudales el río llega más alto".
En todo caso, en esta localidad se han inundado "los campos habituales" en este tipo de episodios y "en principio" no se ha registrado ningún problema, ha apuntado el alcalde.