Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adios al Libro de Familia

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha puesto fin a 50 años de Historia. El Ejecutivo creará un Registro Civil único y electrónico que unificará los más de 8.000 registros dispersos por toda la geografía nacional. Además, este trámite ya no dependerá de la judicatura. De esta forma, desaparecen los actuales documentos, como el Libro de Familia.
"Se trata de un cambio conceptual radical, de arriba a abajo", ha asegurado el ministro. La característica de este nuevo registro es la simplificación que permitirá que haya un registro individual, único en toda España, electrónico.
Además, pasará a depender de la Administración general, y no de la estructura judicial, como sucedía desde 1957 hasta ahora. El ministro ha explicado que "se trata de un ambicioso proyecto de Ley que será posible llevarlo a cabo por el avance en temas de digitalización de datos que se ha estado haciendo desde 2005".
Con la inscripción también se le asignará un Código Personal de Ciudadanía (CPC).
El ministro ha destacado que existen 431 registros principales, 15 exclusivos con un juez y el resto con un juez y un secretario judicial. "Todo ese conjunto de libros a hoy se han digitalizado", ha asegurado el titular de Justicia.
El nuevo registro, que permitirá el acceso telemático, recogerá más de 110.000 libros de registros y 68 millones de páginas.
"Será mucho más sencillo y más ágil en su funcionamiento para que cualquier ciudadano pueda saber sus datos; evitara la carga de tener que pedir certificación o dirigirse al Registro", ha explicado Caamaño.