Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El parte sobre Aguirre revela que la Policía circuló "de forma paralela" en la persecución pero ella hizo "caso omiso"

El parte de la Policía Municipal de Madrid sobre el incidente que tuvo ayer la expresidenta regional, Esperanza Aguirre, revela que los agentes que le persiguieron hasta su casa llegaron a circular "de forma paralela" junto a su coche pero que ella hizo "caso omiso" a sus indicaciones.
En el atestado, al que ha tenido acceso Europa Press, el policía municipal actuante relata que a las 16.15 horas de ayer, cuando se encontraba patrullando por la Gran Vía junto a su compañero observaron cómo un agente de movilidad estaban denunciando a un vehículo que estaba estacionado en el carril 'bus taxi' con las luces de emergencia encendidas, "no encontrándose en el interior el conductor del mismo".
Los agentes se posicionaron en la parte posterior señalizando tal hecho con el fin de canalizar el tráfico y proteger la integridad del agente de movilidad, debido a la gran intensidad de vehículos. Es en ese momento, según el parte, cuando aparece otro agente de movilidad situándose con su moto en la parte delantera del coche.
Posteriormente, y pasados unos instantes, "una mujer se aproxima a uno de los agentes de movilidad, manteniendo una breve conversación, par a continuación meterse dentro del vehículo, un Toyota Versus de color blanco".
"En el momento que proceden a notificar la denuncia a la conductora, la misma comienza a realizar maniobras con la intención de iniciar la marcha y, haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes de movilidad, procedieron a detener el vehículo, golpeando con el lateral derecho del vehículo la motocicleta que se encontraba delante, tirándola al suelo", señala el policía actuante.
A continuación, estos agentes, seguidos de los de movilidad, salieron tras el vehículo en cuestión, "llegando a circular de forma paralela e indicando de forma verbal que detuviera el mismo, haciendo caso omiso a las órdenes de estos agentes, para a continuación girar a la derecha para entrar en la calle Silva, y continuar de frente por la calle San Roque, girar a la izquierda por la calle Pez hasta entra por otra calle para llegar al garaje de su domicilio y detener el vehículo para acto seguido entrar dentro de su vivienda".
Entonces, tal y como continúan las diligencias presentadas al Jefe de la Unidad Integral de Distrito Centro Norte de la Policía Municipal de Madrid, los agentes salieron de su coche y se encontraron con un guardia civil miembros del servicio de seguridad de la persona en cuestión, que previamente habían identificado los agentes de movilidad como Esperanza Aguirre.
Posteriormente, de su casa salió otro guardia civil, que entabla una conversación con los policías, "facilitando la documentación del vehículo implicado en los hechos". Minutos después, bajó la propia Aguirre y entabló una conversación con los agentes de movilidad, que se retiraron del lugar a las 17.30 horas.