Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aído considera que un feto de 13 semanas no es un ser humano

La ministra de Igualdad ha explicado las principales dudas sobre el texto de la futura ley del aborto. Bibiana Aído al responder a las dudas de un oyente de la Cadena Ser ha sentenciado que un feto de 13 semanas no es un ser humano. "Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tienen ninguna base científica".
La ministra ha lamentado la situación de desigualdad que hay actualmente para conseguir la píldora del día después en las distintas comunidades autómonas. Ha comentado que lo más conveniente sería extender a todo el territorio lo que ya ocurre en Andalucía, donde los centros de salud administran este medicamento de forma gratuita No obstante, ha recalcado que la píldora del día después no es un anticonceptivo cualquiera, sino de urgencia.
Aído ha insistido en que no se legisla sobre "la confianza, las emociones o los sentimientos". "Son cuestiones que llevan a encrucijadas morales, pero al Gobierno no le compete el ámbito de los sentimientos". 
Ha afirmado que se cuando se habla de aborto trata de "decisiones que afectan a toda la vida" y ha reiterado que la labor del Ejecutivo ha de centrarse en "garantizar la seguridad jurídica".
En los últimos días la responsable de Igualdad se ha enfrnetado a numerosas críticas. Primero porque junto a la responsable de Sanidad, Trinidad Jiménez, anunció que la píldora del día después se podía adquirir en las farmacias sin receta médica en el plazo de tres meses. Después porque el Ejecutivo aprobó el anteproyecto del Ley del aborto en el último Consejo de Ministros.
Bibiana Aído también se ha referido a uno de los proyectos "más ilusionantes" en los que trabaja su equipo, la Ley de Igualdad de Trato y ha asegurado que al texto todavía le falta recorrido y está previsto un proceso de escucha de los colectivos discriminados