Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Alcalde de Santander advierte del riesgo "preocupante" para esta tarde tras los daños de esta madrugada

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha realizado un "llamamiento muy serio" a la población para que esta tarde nadie se acerque a la zona costera del Sardinero porque la situación es "preocupante" y el "riesgo existe", como prueban los numerosos daños que ha producido el fuerte oleaje durante la madrugada, que ha afectado a espacios públicos, como las playas y la península de la Magdalena, y locales y comunidades de propietarios, con el Balneario de La Concha, la sala BNS y el restaurante El Parque.
De la Serna ha advertido que a las 17.10 horas de este martes confluyen la pleamar con un coeficiente de 106 --como el de la pasada madrugada-- con olas de una altura ligeramente inferior a las registradas, de más de doce metros y medio. Pero la velocidad del viento prevista triplica la de anoche porque se esperan rachas de 90 kilómetros por hora, a lo que se suma que el oleaje se ha llevado esta madrugada entre uno y dos metros de arena que servía de protección frente a las olas, lo que dibuja una situación "preocupante para la ciudad".
"El viento se triplica, las condiciones (meteorológicas y marítimas) se mantienen igual (que esta madrugada) y estamos más desprotegidos", ha subrayado el alcalde, que ha alertado que el "mayor riesgo" está en los muros verticales. "Las olas grandes no se van a ver venir y eso supone un riesgo", ha incidido.
Por todo ello ha realizado un llamamiento a la "responsabilidad" de los ciudadanos, para que nadie se acerque a la costa y para que se atiendan las indicaciones de los servicios de protección ciudadana. "No es un juego sacar una foto o mojarse", ha advertido, insistiendo en que la situación es "muy complicada".
Por este motivo, el Ayuntamiento mantendrá el dispositivo correspondiente a la alerta roja (riesgo extremo), de forma que esta tarde seguirán cerrados al público el parque de Mesones, la calle Doctor Fleming y la avenida García-Lago. Tampoco se podrá entrar en la Península de la Magdalena.
DAÑOS DEL TEMPORAL
Esta madrugada la pleamar se produjo a las 4.48 horas, con un coeficiente de marea de 106 y el nivel del mar llegó casi a los cinco metros. Las olas tuvieron una frecuencia de 20 segundos y hubo poco viento. Las previsiones se superaron en cuanto a altura de ola, pues apuntaban a una máxima de 10 metros y se alcanzaron los 12,6.
Todo ello ha dado como resultado unos daños, sino equiparables a los del temporal de febrero de 2014, sí los más graves desde entonces, ha dicho el alcalde, que ha detallado que han afectado tanto a espacios públicos como privados.
En el caso de los primeros se incluye la península de la Magdalena, concretamente su pavimento (con 50 metros cuadrados de baldosas levantadas, cuatro metros lineales de bordillo y seis imbornales con desperfectos) y barandillas del paseo, así como el cierre de la zona de los Galeones.
En la playa del Camello se ha producido un pequeño desprendimiento en la ladera del aparcamiento; en la de la Concha, el agua se ha llevado parte de la rampa de acceso a la playa; y en la Segunda Playa hay desperfectos en el parque infantil y duchas y lavapiés rotos. En todos los arenales se han movido las duchas y lavapiés, mientras que también ha sido desplazado el carril bici de la Magdalena.
Se ha suspendido la iluminación en el paseo marítimo, en el que se han roto dos faroles y han resultado dañados 20 equipos de sodio, 10 cajas de conexión, un tapa de arqueta y tres tapas de columna. Además, los colectores están llenos de agua y arena y las arquetas colapsadas.
El temporal en el mar también ha arrancado dos árboles de dos metros de altura del parque de Mesones.
En cuanto a los daños en locales y comunidades de propietarios, en el Balneario de La Concha y sala BNS hay desperfectos en la red eléctrica, inundaciones de agua y arena, rotura de cristales y rotura de la barandilla; en el local del Cormorán, inundaciones en la planta baja, donde se encuentra la cocina, y se han arrancado dos ventanales del comedor, en la primera planta; y en el restaurante El Parque se ha producido la rotura de todos los cerramientos exteriores de las terrazas, se ha arrancado un ventanal situado frente a la playa y hay inundaciones en el interior.
Los supermercados Lupa y BM han resultado sin desperfectos; en la comunidad de propietarios de García Lago 7 hay 35 centímetros de agua en el garaje, que esta mañana están achicando los bomberos; y en el Hotel Chiqui se ha producido entrada de agua y hay una leve inundación.
El alcalde ha destacado el trabajo de los efectivos desplazados al lugar (Bomberos, Policía, Protección Civil, servicios municipales de alumbrado, talleres y limpieza, Aqualia, Parques y Jardines, etcétera), muchos de los cuales continúan su labor con el objetivo de que esta mañana el paseo y su entorno queden "en las mejores condiciones" aunque no pueda ser completamente limpios.