Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alimentarse de forma "sana y variada" durante el embarazado evita la aparición de diabetes gestional, según una experta

Durante la época de gestación lo "verdaderamente importante es que la mujer se alimente de una forma sana y variada para evitar la aparición de complicaciones médicas como la diabetes gestacional o la preclampsia", y no comer hacer dieta o comer por dos, según ha indicado la nutricionista del Hospital Quirónsalud San José, Elena de la Fuente.
En el caso de sobrepeso u obesidad la experta aconseja acudir a un nutricionista o dietista para pautar un plan nutricional personalizado, adaptado a los gustos, necesidades y estilo de vida de la paciente para que modifique hábitos y aprenda a comer de manera saludable.
A su vez, la nutricionista apunta que es de gran importancia que la mujer embarazada sea consciente de los requerimientos de energía y nutrientes de su cuerpo. Por ello, De la Fuente aconseja llevar una dieta rica en ácido fólico, consumiendo legumbres, verduras de hoja verde y frutos secos crudos o tostados sin sal; yodo, en productos lácteos y sal yodada; hierro, en carnes rojas, los pescados, los mariscos, los mejillones y los berberechos; calcio, el cual se puede encontrar en las hortalizas, las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales, y fibra, la cual se encuentra en alimentos como los cereales integrales.
Además, llevar una dieta equilibrada durante el embarazo puede mejorar los cambios fisiológicos como las alteraciones del tracto digestivo, que pueden provocar estreñimiento, la presencia de náuseas y vómitos, la sensación de fatiga, el aumento de los depósitos de grasa o el incremento de la retención de líquidos.
TRIMESTRE A TRIMESTRE
Dado que en el primer trimestre aparecen náuseas y vómitos, es de gran ayuda comer algo antes de levantarse como "un trozo de pan o fruta fresca ayudará a restablecer los niveles de azúcar en sangre", según ha indicado la nutricionista.
Durante el segundo trimestre suele aumentar el estreñimiento, por lo que comer alimentos ricos en fibra y una buena hidratación supone una ayuda y "se consigue mantener el peso adecuado".
En el último trimestre, puede aparecer reflujo y acidez, por lo que la experta aconseja hacer comidas de poca cantidad, espaciadas, sin bebidas carbonatadas ni especias o salsas picantes.