Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre, acusada de encerrar a su hijo mientras se iba a trabajar en Almonte

Un vecino llama diciendo que un niño de 7 años está llorando en un balcón. La policía entra y abre esta puerta cerrada con un candado y una cadena. Dentro el niño está llorando en estado de ansiedad, y entre mucha suciedad. Juan José y su pareja, los dos policías, se lo llevan a su casa. El niño les dice que no quiere volver con su madre, que le pega con una raqueta y un cable. El parte médico encuentra heridas que podrían ser de malos tratos, lo están investigando. La madre de origen marroquí le dejaba, según los vecinos, encerrado mientras se iba a trabajar de 6 de la mañana a 5 de la tarde. La madre cuenta a la policía que le dejaba encerrado porque era muy travieso y no tenía a nadie con quien dejarle. El niño está ahora con los Servicios Sociales a la espera de una familia de acogida temporal. Su madre en libertad condicional y con una orden de alejamiento de su hijo.