Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso asegura que están muy satisfechos con la asistencia que están recibiendo los pacientes con hepatitis C en Galicia

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Alfonso Alonso, ha asegurado que su departamento está "muy satisfecho" con la asistencia que se está prestando a los pacientes con hepatitis C en Galicia.
Alonso se ha pronunciado así, durante la presentación de los datos de actividad de donación y trasplante de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) en 2015, y después de que la Fiscalía haya anunciado de que va a presentar una denuncia contra el Servizo Galego de Saúde (Sergas) por las trabas burocráticas impuestas a la administración de nuevos fármacos contra la hepatitis C.
"No voy a valorar las denuncias o querellas que se tomen. Recuerdo que cuando llegué al Ministerio, no llevaba ni un mes y me interpusieron una querella por homicidio. Pues, en fin, todas esas cosas son de gente que busca los titulares de esa forma, pero lo que hay que hacer es trabajar de manera seria y dar respuestas y no distraerse en otras cosas. En Galicia estamos muy satisfechos con la atención que reciben y también en el conjunto de España", ha aseverado Alonso.
Dicho esto, el ministro en funciones ha recordado que en 2015 se aprobó el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C, "referencia en Europa", con el apoyo de las comunidades autónomas y que, a fecha del 30 de noviembre, ya son 35.000 los pacientes toda España que han recibido los nuevos tratamiento.
"Nosotros estimábamos que íbamos a poder atender a 52.000 pacientes y ya vamos por encima de los 35.000. Eso no ha ocurrido en ningún otro país de nuestro entorno y, por ello, es necesario destacar el trabajo y la labor que han realizado todas las comunidades autónomas", ha zanjado Alonso.
DENUNCIA PRESENTADA POR LA FISCALÍA
El caso de Galicia surge de una denuncia presentada en marzo de 2015 por el colectivo Batas Blancas ante la Fiscalía de A Coruña, en la que vinculaban la muerte de varios pacientes con hepatitis C con tratamiento reconocido a las "trabas burocráticas" impuestas por el Sergas para acceder a la medicación.
La asociación indicaba que al menos tres casos tuvieron que esperar hasta ocho meses para recibir el tratamiento, aún cumpliendo los requisitos, por la exigencia de que fuese autorizado por la Comisión Autonómica y Central de Farmacia y Terapéutica, lo que consideran una "traba burocrática" que "retrasó" la administración.
Tras recibir esta denuncia, la Fiscalía inició un proceso de investigación y practicó varias diligencias hasta que, el pasado 29 de diciembre, decidió formular una denuncia ante los juzgados de Santiago por este caso.
Las partes están ahora a la espera de que el juzgado de Instrucción número 3 analice la documentación y decida si admite a trámite la denuncia e inicia el proceso o la archiva.