Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro del Portillo será beatificado el próximo 27 de septiembre en Madrid

El primer sucesor de San Josemaría Escrivá al frente del Opus Dei, monseñor don Álvaro del Portillo, será beatificado en Madrid, su ciudad natal, el próximo 27 de septiembre, según ha anunciado la Santa Sede en un comunicado con fecha de este martes.
El Papa Francisco firmó el pasado 5 de julio de 2013 el Decreto de la Congregación de las Causas de los Santos que reconoce un milagro atribuido a la intercesión de don Álvaro del Portillo, y por el que será beatificado.
La ceremonia de beatificación será presidida por el Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, y se prevé la participación de personas provenientes de todo el mundo, según informa la Oficina de Prensa del Opus Dei. Al día siguiente, el prelado del Opus Dei, monseñor Javier Echevarría, celebrará una Misa de acción de gracias.
"En este momento de profunda alegría --ha afirmado monseñor Echevarría-- deseo agradecer al Papa Francisco la beatificación de este obispo que tanto amó y sirvió a la Iglesia. Desde ahora encomendamos al futuro beato las intenciones del Santo Padre: la renovación apostólica y el servicio a Dios de todos los cristianos, la promoción y ayuda de los más necesitados, el próximo Sínodo sobre la familia, la santidad de los sacerdotes".
Según informa la Oficina de Prensa del Opus Dei, al conocerse la noticia de la futura beatificación, se estudiaron diversas opciones sobre el escenario de la misma dando preferencia a lugares céntricos de Roma distintos de la Plaza de San Pedro, que se reserva al Santo Padre. Sin embargo, a medida que aumentaba la previsión del número de participantes, la Congregación para las Causas de los Santos estimó conveniente organizar la ceremonia en Madrid, ciudad natal del futuro beato, de quien se cumple en 2014 el centenario de su nacimiento.
Esta opción, según señalan, facilita también la participación de numerosas personas del país de origen de don Álvaro que desean asistir a la ceremonia y que, en el contexto de la crisis económica actual, hubieran tenido dificultades para afrontar el viaje.
ACTOS EN MADRID Y ROMA
En estos momentos, ya se ha comenzado a trabajar en un plan de atención a los participantes de todos los países, que incluirá visitas a la catedral de la Almudena (Madrid) y a los lugares relacionados con la historia del futuro beato y con el nacimiento del Opus Dei, fundado por san Josemaría Escrivá en Madrid el 2 de octubre de 1928.
Además, el Comité organizador está preparando también diversos actos en Roma para los asistentes que deseen peregrinar a la ciudad de San Pedro. Así, se está estudiando con las autoridades competentes que, durante los días sucesivos a la beatificación, el cuerpo de don Álvaro --que reposa en la cripta de la Iglesia de Santa María de la Paz, en Roma-- sea trasladado provisionalmente a la basílica de San Eugenio, para facilitar la afluencia de quienes quieran rezar ante el nuevo beato.
Asimismo, tanto en Roma como en Madrid se desarrollarán actividades promovidas por Harambee Africa International, para financiar cuatro proyectos médicos y educativos nacidos en el África subsahariana por impulso de monseñor Álvaro del Portillo durante los años en que fue prelado del Opus Dei.
EL MILAGRO
El milagro atribuido a don Álvaro y aprobado por la Santa Sede se refiere a la curación instantánea del niño chileno José Ignacio Ureta Wilson que, a los pocos días de nacer, en agosto de 2003, sufrió un paro cardíaco de más de media hora y una hemorragia masiva.
Sus padres rezaron a través de la intercesión de monseñor Álvaro del Portillo y, cuando los médicos pensaban que el bebé estaba muerto, sin ningún tratamiento adicional y de modo totalmente inesperado, el corazón del recién nacido comenzó a latir de nuevo, hasta alcanzar el ritmo de 130 pulsaciones por minuto. A pesar de la gravedad del cuadro clínico, diez años después, José Ignacio desarrolla su vida con normalidad. La curación tuvo lugar en agosto de 2003.
Monseñor Álvaro del Portillo nació en Madrid el 11 de marzo de 1914, tercero de ocho hermanos, en una familia cristiana. Era Doctor Ingeniero de Caminos y Doctor en Filosofía y en Derecho Canónico. En 1935 se incorporó al Opus Dei, institución de la Iglesia Católica que había sido fundada siete años antes por san Josemaría Escrivá de Balaguer, del que recibió directamente la formación.
El 25 de junio de 1944 fue ordenado sacerdote por el obispo de Madrid, monseñor Leopoldo Eijo y Garay, y dos años después se trasladó a Roma, pocos meses antes de que fijara allí su residencia San Josemaría.
OCUPÓ DIVERSOS CARGOS EN EL VATICANO
Álvaro del Portillo fue el primer rector del Collegio Romano della Santa Croce de Roma, erigido por el fundador del Opus Dei, y ocupó diversos cargos en el Vaticano convirtiéndose en consultor de 13 organismos de la Santa Sede. Asimismo, participó activamente en el Concilio Vaticano I.
El 15 de septiembre de 1975, en el congreso general convocado tras el fallecimiento del fundador, Álvaro del Portillo fue elegido para sucederlo al frente del Opus Dei. El 28 de noviembre de 1982, cuando el beato Juan Pablo II erigió el Opus Dei en prelatura personal, lo designó Prelado de la nueva prelatura y ocho años después, lo nombró obispo.
A lo largo de los años en que estuvo al frente del Opus Dei, Álvaro del Portillo promovió el comienzo de la actividad de la prelatura en 20 nuevos países y estimuló la puesta en marcha de iniciativas sociales y educativas. Álvaro del Portillo falleció en Roma en la madrugada del 23 de marzo de 1994.