Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía anuncia un plan de detección precoz de la violencia machista tras constatar que muchas víctimas no denuncian

El consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, ha anunciado que su departamento está trabajando en un plan de detección precoz de la violencia de género tras constatar que la "mayoría" de las víctimas mortales no habían presentado denuncia alguna de manera previa como ha sido el caso, por ejemplo, de la última mujer asesinada por su pareja en la comunidad, concretamente, en Torrox (Málaga).
En una entrevista con Europa Press, De Llera ha explicado que, en materia de violencia de género, su Consejería está trabajando "especialmente" en tres líneas de actuación, la primera de ellas un plan de detección precoz de este tipo de violencia que tiene como objetivo "anticipar y buscar aquellos signos externos que revelen una posible situación de violencia de género".
A partir de ahí, se trabajará "en formar a la Policía Autonómica y a la Local para que, una vez que tengan esa información, hagan un especial seguimiento en materia de policía asistencial", descartando en este punto que se lleven a cabo "vigilancias a las personas que se sospeche, por estos síntomas y signos externos, que puedan estar siendo víctimas de una situación de violencia".
Después de que en los últimos días se hayan registrado tres nuevos casos de violencia machista en la comunidad, De Llera ha afirmado que su departamento "ya tiene ultimado cuáles son esos signos externos que pueden ser significativos", los cuales "son de muy diversa índole, como por ejemplo una mujer que no se relaciona con nadie y tiene asistencias permanentemente en centros de salud sospechosas" de violencia machista. "Normalmente, los centros de salud remiten eso al Juzgado pero no a la Policía, nosotros queremos que la Policía se entere y sea la primera en actuar", ha dicho.
FORMACIÓN A LA POLICÍA
En esta línea, el consejero ha adelantado que su departamento "ya tiene identificados esos signos, por lo que estamos terminando de diseñar las acciones policiales que llevaríamos a cabo", agregando que a partir del próximo otoño comenzarán a formar a la Policía Local y Autonómica "para que haga esa labor que esperemos que prevenga los delitos de violencia machista".
En segundo lugar, De Llera ha explicado que la Consejería está reforzando la prueba en los procesos de violencia de género y formando a la Policía a fin de que, "en los primeros momentos, en la primera intervención, capten fuentes de prueba que permitan luego probar el delito".
Por ejemplo, "si ha habido una pelea en su domicilio y hay enseres rotos o algún signo de violencia, que eso se fotografíe y se aporte al proceso, de manera que cuando llegue el momento del juicio, no dejemos sola a la víctima y que la única prueba incriminatoria sea su declaración", porque "luego pueden sufrir muchas veces presiones de su propia familia, incluso para que no mantengan la denuncia o la declaración incriminatoria en el Juzgado y se absuelva indebida e injustamente al acusado".
Por último, De Llera ha indicado que su departamento está trabajando en un plan de seguridad personal de las víctimas de violencia de género.