Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía incorpora reanimadores en todas las provincias para mejorar la asistencia en paradas cardiacas

La Junta destina 47.979 euros para dotar a las UVIs móviles del 061 con seis nuevos cardiocompresores mecánicos
La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha incorporado reanimadores automáticos en todas las provincias andaluzas con el fin de mejorar la respuesta asistencial de los casos de parada cardiorrespiratoria. De esta forma, y tras una inversión de 47.979 euros, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, ha adquirido seis cardiocompresores mecánicos para sus UVIs móviles en Málaga, Cádiz, Córdoba, Almería, Jaén y Huelva, que se suman a los tres existentes en las provincias de Sevilla y Granada.
La evidencia actual, el uso de estos dispositivos frente a las maniobras de reanimación manual permite realizar un masaje cardíaco de forma continuada, según establecen las recomendaciones del Consejo Europeo de Resucitación, eliminando las pausas inevitables que se producen cuando se pasa de un reanimador a otro, al tiempo que la presión y periodicidad de las compresiones son constantes y sin alteraciones incluso en el interior de una ambulancia o helicóptero, durante un tiempo prolongado.
Con la introducción de esta nueva tecnología en todas las provincias andaluzas, fuentes de Salud han señalado a Europa Press que se pretende, por tanto, mejorar la calidad de la atención sanitaria disminuyendo la variabilidad clínica entre los diferentes profesionales que intervienen en la atención a la parada cardiorrespiratoria.
EVALUACIÓN DE SU USO Y BENEFICIOS
Desde que comenzó a aplicarse en 2011 en el servicio provincial del 061 en Granada dentro del programa de donación en asistolia, este sistema está siendo estudiado por un grupo de investigadores del servicio provincial del 061 de Sevilla. La investigación, financiado con 22.585 euros, tendrá una duración de tres años y su objetivo es comparar la supervivencia a una parada cardiaca con el uso de un cardiocompresor mecánico externo frente al masaje cardiaco manual y evaluar la afectación neurológica y el estado cognitivo del paciente tras el proceso.
Los resultados que se obtengan de este estudio permitirán a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias conocer en qué medida esta tecnología mejora la calidad de la asistencia en el ámbito extrahospitalario de pacientes en situación de parada cardiaca, principal causa de muerte en España. Tanto las sociedades científicas, como las organizaciones sanitarias y los propios profesionales realizan revisiones de los protocolos de actuación de Reanimación Cardiopulmonar cada cinco años, modificándolos a la luz de las nuevas investigaciones y evidencias descritas.
Asimismo, el 061 ha iniciado ya el entrenamiento de sus profesionales para el uso de estos dispositivos. Los profesionales sanitarios, médicos y enfermeros del 061 de Sevilla y Granada han completado ya su formación que les capacita para aplicar esta tecnología.
Esta iniciativa está enmarcada dentro de la estrategia para la mejora de la atención al paro cardíaco de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, en la que se incluyen también aspectos relacionados con el entrenamiento y formación en soporte vital básico de los primeros intervinientes, así como de la ciudadanía en general y posibles testigos de estos episodios. Junto a estos elementos, se ha puesto en marcha también lo que ha denominado RCP telefónica, un sistema de ayuda a la reanimación cardiopulmonar dirigido a los alertantes que no conocen estas técnicas y que se lleva a cabo desde los centros coordinadores.
Según los estudios realizados por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias sobre la calidad de la atención a la parada cardiaca en Andalucía, el 29 por ciento de los pacientes atendidos por los equipos de emergencia 061 llegan con pulso a los hospitales.