Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Argentina informa de otras dos muertes por la gripe A, que suman cuatro

Una familia espera para ser atendida en un hospital en Buenos Aires, donde se tratan los casos de pacientes con gripe EFEtelecinco.es
Las autoridades sanitarias de Argentina informaron hoy de que se han registrado otras dos muertes por gripe AH1N1 en el país, con lo que suman cuatro los fallecidos por el virus y 871 los afectados en el país.
"La ciudad de Buenos Aires confirma en la fecha el caso de un fallecido y la provincia de Buenos Aires dos fallecimientos confirmados por laboratorio de influenza AH1N1, sumando un total de cuatro decesos", dijo el Ministerio de Salud en un comunicado.
En la mañana de hoy las autoridades ya habían confirmado la muerte por gripe A de un hombre de 28 años que había recibido un trasplante de médula ósea y estaba internado en el hospital Rossi de la ciudad de La Plata, a unos 50 kilómetros de la capital argentina.
En tanto, el domingo por la noche una bebé de tres meses murió también por la enfermedad en un hospital de la localidad bonaerense de Haedo, a las afueras de la capital argentina.
En tanto, las autoridades sanitarias comunicaron hoy que se han registrado 138 nuevos casos de esta gripe, con lo que suman 871 los afectados por la pandemia en Argentina.
De los enfermos, quince están hospitalizados, tres en salas comunes y en recuperación, y doce en unidades de cuidados intensivos.
El comité de crisis creado en Argentina por esta pandemia, que agrupa a autoridades nacionales y provinciales, se reunió hoy y acordó poner el foco en los grupos de riesgo, esto es, personas que por padecer enfermedades previas son más propensas a desencadenar cuadros graves de gripe.
El comité resolvió además poner fin a la política de cerrar las escuelas con casos confirmados de la enfermedad, que sumaban medio centenar, debido a que la circulación del virus ya excede ese ámbito y tornó la medida poco eficaz para evitar la propagación del mal.