Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca un estudio que analizará la eficacia de un protocolo que detecte el riesgo de diabetes en la consulta dental

La Fundación SEPA ha puesto en marcha el estudio 'DiabetRisk', dirigido desde el Grupo de Investigación ETEP de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), con el objetivo de analizar, en una situación de práctica clínica real, la eficacia de un protocolo que podría ayudar a detectar precozmente la diabetes en personas que desconocen tener esta enfermedad durante la consulta dental.
Son 48 las clínicas dentales españolas que han decidido participar. En estas, se espera evaluar un mínimo de 30 pacientes y, desde este punto de vista, plantea importantes retos, pues "es especialmente complejo coordinar 48 centros que aportarán una gran cantidad datos, pero la capacidad y formación de los periodoncistas responsables en cada centro asegura la calidad del proceso", ha subrayado el investigador del grupo ETEP y coordinador del estudio, Eduardo Montero.
En concreto, el protocolo que empezará a aplicarse se compone de dos evaluaciones: el 'FindRisc' y el Examen Periodontal Básico (EPB), tests "muy sencillos y rápidos", que permiten hacer una estimación del riesgo de sufrir diabetes y un examen rápido de salud periodontal, respectivamente, partiendo de la hipótesis de que, combinando ambos, se podría aumentar la capacidad de detección de riesgo de personas que tienen diabetes y todavía no lo saben, según el investigador principal del proyecto y profesor en la UCM, David Herrera.
"El estudio será relevante si es capaz de identificar un protocolo validado de detección de riesgo de sufrir diabetes o prediabetes entre las personas que acuden a clínicas odontológicas; además debe ser un protocolo sencillo, realizable en cualquier clínica dental, por cualquier profesional de la Odontología, y si es así, se debería acabar aplicando en todas las clínicas dentales de España", ha explicado.
El doctor Herrera ha añadido que "si aplicando este protocolo cada dentista de España identificara un solo paciente al año que tiene diabetes y no lo sabe, la Odontología española contribuiría al diagnóstico precoz de diabetes en más de 30.000 personas cada año".