Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rouco Varela deja el Arzobispado de Madrid tras casi 20 años, oficiando una Eucaristía en la Catedral de La Almudena

El Cardenal Arzobispo Emérito de Madrid Antonio María Rouco Varela se ha despedido este sábado de los diocesanos madrileños con una Eucaristía en la Catedral de la Almudena, ha informado el Arzobispado en un comunicado.
En su homilía, Rouco Varela ha destacado que el 22 de octubre se cumplirán veinte años de su labor de obispo en Madrid. "Venía de Santiago de Compostela, en donde había ejercido el ministerio episcopal durante 18 años", ha recordado, apuntando que "quería responder en Madrid a la llamada del Señor en aquel momento crítico de la historia contemporánea de la Iglesia y del mundo".
También ha llamado a proteger el "derecho a la vida desde que es concebido en el vientre de su madre" y el matrimonio "como una comunidad indisoluble de vida y de amor fecundo en el fruto precioso de los hijos", y ha agradecido la labor de los misioneros y en especial de Cáritas Diocesana por ayudar a aliviar "la pobreza y el dolor de muchos necesitados espiritual y materialmente".
Entre las autoridades que han estado presentes en su despedida se encuentran el presidente regional, Ignacio González; el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay; el presidente de la Asamblea de Madrid, Ignacio Echevarría; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; el ex alcalde y ex ministro Alberto Ruiz Gallardón; los consejeros regionales Javier Rodríguez y Pablo Cavero, así como diversos concejales de distrito y delegados de Área en el Ayuntamiento de Madrid.
La eucaristía ha sido concelebrada por el Nuncio de Su Santidad en España, Renzo Fratini, el Arzobispo Castrense, Juan del Río, el Nuncio Apostólico en Kazajistán, Miguel Maury, el Obispo de Astorga, Camilo Lorenzo, y los Obispos Auxiliares de Madrid - Fidel Herráez, César Franco y Juan Antonio Martínez Camino - y los vicarios Generales de las diócesis de la Provincia Eclesiástica de Madrid, además de cientos de presbíteros diocesanos.
El Cardenal también ha estado visitando en los últimos días las ocho vicarías territoriales reuniéndose con los sacerdotes, religiosos, religiosas y feligreses y manteniendo encuentros con miembros de diversos consejos y organismos diocesanos.
Rouco Varela presentó su renuncia al Pontífice en agosto de 2011 por edad, después de cumplir los 75 años, una fecha que coincidió con la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El Papa Francisco la aceptó y nombró al vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valencia, Carlos Osoro Sierra, nuevo arzobispo de Madrid, cuando Rouco Varela contaba ya con 78 años.
Carlos Osoro Sierra nace en Castañeda (Cantabria) el 16 de mayo de 1945. Tomará posesión como nuevo Arzobispo electo de Madrid el próximo sábado 25 de octubre en una solemne ceremonia que se celebrará en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena.
ROCUO, CORAZÓN "DIVIDIDO" ENTRE SANTIAGO Y MADRID
El cardenal Antonio María Rouco Varela nació el 20 de agosto de 1936 en Villalba (Lugo), desarrolló sus estudios sacerdotales en el Seminario de Mondoñedo y fue ordenado sacerdote en marzo de 1959 en la Catedral Vieja de Salamanca.
Ese mismo año se trasladó a Munich para profundizar en sus estudios de Derecho y Teología y en julio de 1964 se doctoró con la tesis 'Iglesia y Estado en la España del siglo XVI'. A su vuelta de la ciudad alemana, ejerció como profesor de Teología Fundamental y Derecho Canónico en el Seminario de Mondoñedo.
No obstante, en 1966 regresó a Alemania para continuar con su labor docente hasta 1969 en el Instituto de Derecho Canónico de la Universidad de Munich. Durante su permanencia en esta ciudad, desarrolló una intensa actividad pastoral en las parroquias de San Rafael y San Ansgar.
De nuevo en España, impartió Derecho Público Eclesiástico en la Universidad Pontificia de Salamanca (UPS), de la cual fue nombrado vicerector en 1972. En estas fechas fue también el consiliario de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas (AcdP) y desde 1973 es consultor de la Sagrada Congregación para el Clero.
En septiembre de 1976, el Papa Pablo VI le nombró obispo auxiliar de Santiago de Compostela. Durante estos años colaboró estrechamente con monsenor Suquía, siendo una época fructífera que tuvo como culmen la visita de Juan Pablo II a la diócesis. Ocho años después, en 1984, tomó posesión de la Archidiócesis compostelana, siendo el mismo nuncio apostólico, monseñor Antonio Inocenti, quien le impuso el Sagrado Palio en la fiesta del Apóstol Santiago ese mismo año.
El cardenal Rouco supo simultanear su cargo como arzobispo de Santiago con muchas otras tareas, como la de ser miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española desde 1984, y del Comité Ejecutivo desde 1993; y presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades.
El 28 de julio de 1994, Juan Pablo II, le nombró arzobispo de Madrid sustituyendo así al cardenal Angel Suquía, y el 21 de febrero de 1998, el Papa Juan Pablo II le creó cardenal de la Iglesia Católica en un acto litúrgico celebrado en la Plaza de San Pedro de Roma junto con otros diecinueve cardenales. También recibió la titularidad de la iglesia romana de 'San Lorenzo en Dámaso'.
Rouco Varela es miembro de la Asociación Internacional de Derecho Canónico y de la Asociación Española de Canonistas. Además, es autor de numerosos libros y trabajos científicos en revistas españolas y extranjeras, sobre temas relativos a la fundamentación teológica del Derecho Canónico y a los problemas de las relaciones Iglesia y Estado. En 1998, fue elegido Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.
También destaca por haberse convertido en el primer arzobispo que ha organizado dos Jornadas Mundiales de la Juventud, las celebradas en Santiago en 1989, presidida por Juan Pablo II, y en Madrid en 2011, con Benedicto XVI.
Asimismo, es miembro de las Congregaciones para la Educación Católica, de los Obispos, del Clero, así como de los Pontificios Consejos para la Cultura, para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia y Cor Unum.
Además, es miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica y en 2004 fue nombrado miembro del Consejo de Cardenales para el estudio de los asuntos organizativos y económicos de la Santa Sede, además de participar en numerosas asambleas sinodales y fue relator general de la II Asamblea Especial para Europa del Sínodo de los Obispos.
Este cardenal español, que es Doctor Honoris Causa por la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, por la Universidad Católica de Mar del Plata (Argentina), por la Universidad CEU San Pablo y por la Universidad de Burgos y que fue nombrado por Juan Pablo II 'Magnum Cancellarium' de la Facultad de Teología San Dámaso de Madrid, recibió en 2003 la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica en reconocimiento a su labor en la V Visita Apostólica del Papa Juan Pablo II a España.
Fue presidente de la Conferencia Episcopal Española, desde 1999 hasta 2005 y desde 2008 hasta 2014. Además, en la CEE, ha sido presidente de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos (1981-1990); de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades (1990-1993) y miembro del Comité Ejecutivo desde 1993.