Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ascó notifica al CSN un incidente sin importancia para la seguridad nuclear

Los responsables de la central nuclear de Ascó I (Tarragona) han notificado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) un fallo en el sistema contra incendios del edificio que, no obstante, no ha puesto en riesgo ni a la seguridad de la planta, ni a los trabajadores, ni al medio ambiente.
En un comunicado, el CSN explica que la central de Ascó I ha informado de que la manguera de apoyo al sistema contra incendios en el edificio de agua de alimentación auxiliar "estaba desconectada y la pieza de la bifurcación desaparecida".
Aunque esta manguera de 70 mm de diámetro debe bifurcarse en otras dos, de 45 mm cada una, "esta noche se ha detectado que una conexión en un tramo anterior estaba desconectada y la T de la bifurcación desaparecida", precisa el CSN.
Sin embargo, este organismo subraya que el fallo, clasificado como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), "no ha afectado en ningún momento al funcionamiento de la planta", ni ha supuesto "riesgo para los trabajadores, la población o el medio ambiente".
La escala internacional INES, a la que España se sumó en 1990, clasifica cada suceso en una escala del 0 al 7 teniendo en cuenta tres criterios: el impacto fuera del emplazamiento, el impacto en el emplazamiento y la degradación de la defensa en profundidad.
Los sucesos correspondientes a los niveles bajos (1 a 3) se denominan "incidentes" y los más altos (4 a 7) "accidentes".
Aquellos que no tienen trascendencia para la seguridad son clasificados como nivel 0 (por debajo de la escala) y son denominados "desviaciones".