Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asociación de Economía de la Salud pide para el cigarrillo electrónico una regulación "idéntica" a la del tabaco

La Asociación de Economía de la Salud (AES) se suma a la Declaración del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y la Organización Médica Colegial de España (OMC), y exige al Gobierno que la normativa de los cigarrillos electrónicos sea "idéntica" a la que regula el consumo de tabaco, sin excepciones en el sector del ocio y la hostelería.
La asociación que preside Marta Trapero-Bertran reconoce los "aspectos positivos" de esta regulación, como la prohibición de venta a menores, pero afirma que "la regulación que precisa el cigarrillo electrónico debe ser igual que la exigible al tabaco, ya que la nicotina administrada por vía inhalada es una sustancia altamente adictiva y potencialmente tóxica".
La presidenta de AES coincide de esta manera con los consejos generales de las profesiones sanitarias, las sociedades científicas y las asociaciones ciudadanas y de consumidores, que se han mostrado "profundamente decepcionados" con el proyecto del Ministerio de Sanidad.
El manifiesto conjunto que han firmado todos estos organismos reclama al departamento que dirige Ana Mato que valore tres aspectos fundamentales que deberían modificarse en el debate en el Senado sobre la regulación de los cigarrillos electrónicos, como son la regulación de los espacios de utilización, la publicidad y la fiscalidad.
"Los profesionales sanitarios y economistas de la salud consideramos que permitir el uso de cigarrillos electrónicos en la hostelería puede suponer un riesgo para los trabajadores y un retroceso de los avances en salud pública de la última década", asegura.
Asimismo, AES se suma a la reivindicación que defiende la necesidad de que la publicidad de estos nuevos dispositivos que contienen nicotina para su inhalación se restrinja al igual que el ya existente. Por ello, proponen que se regule con la misma legislación ya en vigor para el tabaco, el otro producto disponible en el mercado con similares efectos sobre el organismo.
También se solicita igualar la fiscalidad de los cigarrillos electrónicos a la de los cigarrillos convencionales, dado que se trata de un nuevo producto igual de adictivo. Se ha comprobado a través de distintas investigaciones e informes que los impuestos y los precios altos tienen un efecto de limitación del consumo, especialmente en la población juvenil.