Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Profesionales sanitarios piden la dimisión de Ana Mato por su "desastrosa" gestión

Los trabajadores de la Sanidad madrileña piden que se depuren responsabilidades tras el contagio de ébola de una compañera, auxiliar de enfermería, que asistió al misionero fallecido García-Viejo. La Federación de Asociación por la Sanidad Pública (FASP) ha asegurado que la ministra de Sanidad, Ana Mato, han hecho "una gestión desastrosa e irresponsable" de la crisis del ébola y ha pedido su "inmediata y inexcusable" dimisión. Los trabajadores del hospital Carlos III, donde hay ingresadas cuatro personas en la unidad de infecciosos, y de La Paz, aseguran que no tienen la formación más adecuada para asistir a estos enfermos.

"Este hecho es de enorme gravedad y denota la irresponsabilidad de este Gobierno, que siempre ha tomado las decisiones a espaldas de los profesionales, más preocupada por beneficiar a la industria sanitaria que en potenciar el sistema sanitario público", ha señalado la FASP.
La FADSP ya advirtió de las consecuencias que podrían derivarse del traslado de los religiosos afectados a España, debido "al desmantelamiento de la unidad de infecciosos" del único centro que podría hacer frente a esta enfermedad, "que ya no disponía ni de un laboratorio, por lo que las secreciones infectadas de los pacientes debían trasladarse diariamente al hospital La Paz".
"Una de las profesionales que han atendido a la segunda víctima no solo no estaba confinada, en cuarentena durante el tiempo de incubación de la enfermedad (2-21 días), sino que a los 9 días del fallecimiento del religioso, dentro del plazo de riesgo de contagio, la paciente se ve obligada a acudir a un servicio público de urgencias, con los riesgos añadidos para los pacientes y el personal sanitario", ha señalado.
La Federación ha criticado la "mercantilización" de la Sanidad está convirtiendo la salud "en un negocio para las compañías farmacéuticas y los eventos sanitarios en espectáculos mediáticos". "De esos barros, estos lodos", han añadido.
Los trabajadores del hospital Carlos III, donde permanece ingresada la auxiliar contagiada y otras tres personas sospechosas de tener ébola, han salido a las piertas a exigir que se depuren responsabilidades. Los profesionales de La Paz también han explicado que no han recibido la formación adecuada para saber actuar ante casos de ébola.