Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociaciones animalistas aplauden el decreto del Toro de la Vega pero temen que la res acabe muriendo tras el festejo

Asociaciones animalistas han calificado de paso adelante el decreto aprobado por la Junta de Castilla y León que prohíbe matar reses de lidia en espectáculos taurinos. Sin embargo, se han mostrado preocupados porque la decisión se refiera sólo a la muerte del animal en público y éste pueda ser sacrificado posteriormente.
El portavoz de 'Tortura no es cultura', Sergio Torres, ha advertido de que en la "inmensa mayoría de los festejos, los toros son ejecutados en las 24 horas siguientes" y que esta práctica es obligatoria, por ejemplo, en autonomías como la Comunidad de Madrid.
Así, se ha mostrado cauto a la espera de conocer a fondo el decreto de Castilla y León, aunque ha señalado que se trata de "una acción muy positiva" ya que con esta prohibición el Toro de la Vega "pierde todo el valor que tenía, que era matar al animal" y se queda en "un encierro de campo, como los hay a decenas en todo el país".
A su juicio, este "paso adelante" es "claramente un avance que tiene que ver con al presión social" y ha señalado que gran parte de la sociedad es crítica con la utilización de animales en los festejos y no entiende "un maltrato como un modo de diversión".
También la portavoz de la Asociación Nacional en Defensa de los Animales (ANDA), Noemí Rodríguez, se ha preguntado qué van a hacer con el toro después del torneo. A su juicio, la parte buena del decreto de Castilla y León es que, al venir desde la autoridad regional, por mucho que el Ayuntamiento de Tordesillas quiera celebrar el Toro de la Vega, no será posible acabar con la vida del animal.
Del mismo modo, ha recordado que en estas fiestas con animales, la mayoría con toros, estos acaban "dándose cabezazos o golpeándose" porque "no estás acostumbrados a estar rodeados de una marabunta de gente" y eso les genera "sufrimiento y estrés".
ABOLICIÓN DE LA TRADICIÓN
Por su parte, el portavoz de Igualdad Animal, Javier Moreno, ha señalado que la decisión es "insuficiente" porque lo que se pretende desde las asociaciones animalistas es "la abolición de la tradición del torneo" que, a su juicio, "no es acorde con los tiempos actuales".
A falta de ver todos los puntos que componen el texto, Igualdad Animal ha rechazado que se mantenga el torneo en el que "miles de personas persiguen al animal" lo que les causa "un estrés increíble" aunque "no lo vayan a matar allí".