Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AstraZeneca y MSD llegan a un acuerdo para desarrollar una nueva molécula contra el cáncer de ovario

La farmacéutica AstraZeneca ha llegado a un acuerdo con Merck Sharp & Dohme (MSD) para desarrollar y comercializar una nueva molécula en desarrollo, el inhibidor oral de la kinasa WEE1 'MK-1775', que se está probando frente a diferentes tipos de cáncer de ovario.
La molécula se está evaluando actualmente en estudios clínicos en fase IIa y, en función de los términos del acuerdo, AstraZeneca pagará a MSD una cantidad inicial de 50 millones de dólares (unos 37 millones de euros) y pasará a ser la responsable de todo el desarrollo clínico, así como de la fabricación y la comercialización en el futuro.
Además, MSD podrá recibir pagos futuros vinculados a hitos de desarrollo y regulatorios, más pagos relacionados con ventas y 'royalties' escalonados.
La kinasa WEE1 ayuda a regular el ciclo de división celular. El inhibidor de WEE1 MK-1775 está diseñado para hacer que determinadas células tumorales se dividan sin experimentar los procesos normales de reparación del ADN, conduciendo en última instancia a la muerte celular.
La evidencia preclínica sugiere que la combinación de MK-1775 con medicamentos quimioterápicos, inductores del daño en el ADN, podría potenciar sus propiedades antitumorales, en comparación con la quimioterapia sola.
"MK-1775 es un sólido complemento a la creciente cartera de productos en fase de desarrollo en Oncología de AstraZeneca, que ya incluye varios inhibidores del sistema de reparación del ADN", dijo Susan Galbraith, directora de la Unidad de Medicamentos Innovadores en Oncología de AstraZeneca.
De hecho, la dirigente de esta compañía defiende quer el compuesto ha demostrado "datos alentadores de eficacia clínica" y, por ello, "el objetivo es estudiarlo en diversos tipos de cáncer en los que hay una elevada necesidad médica no cubierta".
Por su parte, el vicepresidente senior y director de Licenias y Asuntos Científicos Externos de MSD, Iain Dukes, también ha celebrado el acuerdo ya que permitirá "materializar el potencial de MK-1775" mientras ellos se centran en hacer avanzar sus programas de Oncología en etapas más avanzadas de su desarrollo, como MK-3475 y vintafolide.