Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 2,5% de los pacientes atendidos en Atención Primaria es por estreñimiento y molestias abdominales

El 2,5 por ciento de los pacientes atendidos en Atención Primaria es por estreñimiento y molestias abdominales, según se desprende de la Encuesta Nacional en Atención Primaria y Aparato Digestivo sobre el manejo del problema clínico del estreñimiento con molestias abdominales en adultos, realizada por la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).
"Nuestro estudio, centrado el problema clínico del estreñimiento con molestias abdominales asociadas, representa una fotografía conjunta del abordaje médico y de las percepciones del problema del estreñimiento con molestias abdominales desde el punto de vista médico tanto en las consultas de Atención Primaria como en las de Aparato Digestivo", ha explicado uno de los responsables del trabajo, Enrique Rey Díaz-Rubio.
En la encuesta, se ha preguntado a los participantes cuestiones relativas al volumen de trabajo que suponen los pacientes con estreñimiento y molestias abdominales asociadas, las conductas clínicas predominantes, las necesidades formativas, en qué medida conocen y manejan las guías clínicas y que necesidades formativas tienen.
Así, según los resultados, de la media de pacientes mensuales atendidos (600) en Atención primaria, 15 (2,5%) lo eran por estreñimiento y molestias abdominales, otros 15 (2,5%) por estreñimiento sin molestias abdominales, y cinco (0,83%) están o son diagnosticados de síndrome de intestino irritable con predominio de estreñimiento (SII-E). La media de derivación de estos pacientes al especialista de Aparato Digestivo fue del 10 por ciento.
Además, en la consulta especializada, los médicos reconocían atender mensualmente unos 160 pacientes, señalando que el 21,9 por ciento de estos pacientes lo era por estreñimiento y molestias abdominales. Cigra que aumenta al 30 por cienot si se añade una media de 15 pacientes adicionales diagnosticados de SII-E. "Por ello, cualquier esfuerzo por mejorar la gestión de estas patologías redundará en un gran beneficio, por la magnitud de pacientes afectados", ha señalado Rey.
CREEN QUE DEBEN RECIBIR MÁS FORMACIÓN
Por otra parte, el 77 por ciento de los médicos de Atención Primaria y el 46,9 por ciento de los especialistas en Aparato Digestivo reconocen no haber recibido ningún tipo de formación en relación con estos problemas en los tres años previos.
También, el 95,3 por ciento de los médicos de familia y el 82,4 por ciento de los especialistas cree que debería recibir formas, y ambos coletivos destacan la dificultad de diferenciar entre el estreñimiento funcional y el síndrome del intestino irritable con estreñimiento, en concreto un 54,7 por ciento de los médicos de Atención Primaria y el 53,1 por ciento de los médicos especialistas en Aparato Digestivo.
Por otra parte, la proporción de médicos de Atención Primaria y especialistas en Aparato Digestivo que reconocen utilizar guías clínicas o protocolos en su práctica habitual es alta. En Atención Primaria, el 63 por ciento de los encuestados utiliza guías con algoritmos diagnóstico-terapéuticos; la mayoría se basan en guías nacionales (48%) o en guías propias de la sociedad científica a la que pertenece cada médico (22,1%); el 32,8 por ciento de los médicos encuestados señalan no utilizar guías y decidir en función de cada paciente concreto.
Del mismo modo, el 73,3 por ciento de los médicos especialistas en Aparato Digestivo encuestados reconocían utilizar guías con algoritmos diagnóstico-terapéuticos; la mayoría prefieren basarse en guías nacionales (53,8%) o guías internacionales (42,9%); solo un 26,7% de los médicos encuestados señalaba no utilizar guías.
GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA SII-E Y EF EN ADULTOS
En ese sentido, las mismas sociedades científicas implicadas en la encuesta han colaborado de nuevo en la redacción de la 'Guía de Práctica Clínica SII-E y EF en adultos', coordinada por el doctor Fermín Mearin, que da respuesta a necesidades detectadas en la encuesta y que representan un esfuerzo por homogeneizar la conducta diagnóstico-terapéutica y guiarla mediante la evidencia científica en un documento común para médicos de Atención Primaria y los especialistas en Aparato Digestivo con un enfoque práctico.
"En esta guía analizamos el manejo diagnóstico y terapéutico de pacientes adultos con estreñimiento y molestias abdominales, bajo la confluencia del espectro del síndrome del intestino irritable y el estreñimiento funcional. Ambas patologías están encuadradas en los trastornos funcionales intestinales y tienen una importante repercusión clínica y afectan en gran medida a la calidad de vida de los pacientes que las padecen", ha explicado Mearin.
Y es que, el trabajo analiza los criterios de alarma, las pruebas diagnósticas y los criterios de derivación entre Atención Primaria y Aparato Digestivo. Asimismo, propone nuevos criterios avalados internacionalmente para el diagnóstico, más fáciles de aplicar, y se revisan todas las alternativas terapéuticas disponibles, ya sean farmacológicas o no, efectuando recomendaciones prácticas para cada una de ellas.
Entre las recomendaciones más destacadas está la importancia de realizar ejercicio físico para mejorar el estreñimiento y la distensión, una adecuada ingesta de líquidos-entre 1,5 y 2 litros de agua al día- y una dieta rica en fibra, aunque los expertos aconsejan un aumento gradual de la fibra pues aunque esta medida puede mejorar la frecuencia defecatoria y la consistencia de las heces, puede empeorar otros síntomas como el dolor y la distensión abdominal.
"El estreñimiento no siempre es grave y no siempre es necesario acudir al especialista, basta con regular la dieta y que, por otra parte, para el síndrome del intestino irritable con estreñimiento existen a día de hoy nuevos tratamientos que mejoran, y mucho, la calidad de vida del paciente", ha zanjado Mearin.