Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia mantiene en prisión al cómplice porque hay indicios suficientes

Una máquina excavadora recupera el contenido de una de las fosas del vertedero de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), en el que se depositan las basuras de la capital andaluza, donde se busca el cuerpo de Marta del Castillo, la joven de 17 años desaparecida el 24 de enero. EFE/Archivotelecinco.es
La Audiencia de Sevilla ha ordenado que siga en prisión Francisco Javier D.M., hermano mayor del asesino confeso de Marta del Castillo, por considerar que existen contra él indicios suficientes de que encubrió el crimen y por las penas elevadas que pueden corresponderle.
Fuentes judiciales han informado a Efe de que la Sección Primera de la Audiencia, en un auto notificado hoy a las partes, considera que los indicios de participación de Francisco Javier están bien razonados en el auto del juez de instrucción 4 de Sevilla que el pasado 17 de febrero lo encarceló porque, presuntamente, se quedó en el piso donde se cometió el crimen "limpiando restos y huellas".
El presidente de la Sección Primera, Joaquín Sánchez Ugena, ha telefoneado hoy al padre de la joven desaparecida para notificarle personalmente la decisión del tribunal, han añadido las fuentes a Efe.
Francisco Javier ha sido el único de los cuatro acusados que ha recurrido su encarcelamiento y su abogado alegó que todo lo declarado por su cliente sobre sus movimientos la noche del crimen, el pasado 24 de enero, se han ido confirmando, pues su coartada ha sido ratificada por su ex esposa y por su actual novia.
Según el auto de prisión del juez instructor, Francisco Javier D.M., de 40 años, se quedó en el piso de la calle León XIII de Sevilla "limpiando restos y huellas" mientras su hermano Miguel C.D., de 19 años, y sus dos amigos imputados se deshacían del cuerpo de Marta.
Su conducta "fue útil para la muerte y desaparición de la menor", según el juez, quien también consideró que hay "indicadores" de que este hombre "estuvo en la casa cuando Miguel atacó a Marta".
En su recurso, el defensor apeló también a la falta de credibilidad y versiones contradictorias que ha ido dando Javier G.M., de 15 años, el único de los tres acusados que le situó en el lugar del crimen en sus primeras declaraciones.
Sin embargo, la Audiencia considera que los indicios de culpabilidad son suficientes y hace una serie de consideraciones técnicas que ratifican la necesidad de que Francisco Javier siga en prisión, dado lo elevado de las penas que le corresponderían como cómplice en el homicidio, asesinato o secuestro de Marta del Castillo.
Además, la Audiencia ratifica la opinión del juez instructor de que existe riesgo de fuga y de obstaculización a la investigación de la causa, han añadido las fuentes.
Tanto la Fiscalía de Sevilla como la acusación particular que ejercen los padres de Marta del Castillo se habían opuesto a la libertad del imputado.
El recurso contra la prisión de este imputado llegó a la Audiencia de Sevilla el pasado viernes y la sala lo deliberó el mismo sábado, han explicado las fuentes.
Hasta ahora, el abogado de Francisco Javier ha sido el único que ha solicitado la libertad de su cliente, si bien el acusado Samuel B.P., de 19 años, también ha visto su coartada confirmada por ocho amigos que estuvieron con él de botellón la noche del crimen.