Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta tu pecho con lo que te sobra de barriga

Una de las pacientes de los doctores Viel posa antes y después de su aumento de pecho. Foto: Daily Mailtelecinco.es
Primeros pasos de un procedimiento de cirugía estética que ha sido siempre el sueño de tantas mujeres: aumentar en una o dos tallas el tamaño de sus senos utilizando para ello la grasa que les sobra de vientre o de los muslos. Dos hermanos, los doctores Viel, han realizado con éxito esta mejora de mamas en diez mujeres.
La idea parece destinada a revolucionar la industria de la cirugía plástica, pues ha sido desde los inicios de la cirugía estética uno de los sueños de las pacientes, que prefieren recolocar en su cuerpo sus propias sustancias antes de implantarse silicona u otros productos extraños para su metabolismo.
Ante esta técnica, otros médicos y expertos han expresado sus preocupaciones acerca de la seguridad que entraña, pues alegan que puede aumentar el riesgo de cáncer de mama y que el tejido implantado podría endurecer, provocando la deformidad y posiblemente enmascar tumores.
Por el contrario, entre los puntos a favor de esta técnica están la baja probabilidad de alergias y rechazos tras la operación y que no perjudica a una futura lactancia.
Las pacientes británicas que ya han sido intervenidas pudieron marchar a casa al día siguiente de la operación, y coinciden, según el rotatito, en que notaron molestias los días sucesivos, así como hinchazón en sus senos, pero todas parecen encantadas con los resultados.
Los doctores Roberto y Mauricio Viel, dos hermanos cirujanos de Harley Street, son los primeros en ofrecer este tratamiento en Reino Unido, donde lo han realizado con éxito en diez mujeres y tienen ya a otras diez esperando ser intervenidas, según publica Daily Mail.
Con este tratamiento, las pacientes ganan una talla (no puede utilizarse para grandes aumentos de pecho, pues los senos no soportarían el peso de mucha grasa inyectada), y aseguran que el resultado es totalmente favorecedor y de lo más natural. IM