Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Buñol dedicará parte de los ingresos de la 'Tomatina' a un proyecto social con mujeres

El Ayuntamiento de Buñol (Valencia), en colaboración con las ONG Saheli y Lokpanchayat, desarrolla un proyecto de sensibilización en el municipio y de apoyo a una casa de mujeres en riesgo de exclusión social en la India, para el que se destinarán parte de los beneficios generados por la venta de entradas para la 'Tomatina' de este año, según ha informado el consistorio en un comunicado.
Las actividades que se están realizando en la localidad valenciana, y que comenzaron a ejecutarse el pasado febrero, han incluido desde charlas de sensibilización sobre la igualdad de género en el instituto de Buñol, hasta talleres de empoderamiento de mujeres en la EPA, pasando por la organización de unas jornadas solidarias y la participación en la semana de la mujer.
Además, este jueves se inaugurará en la sala Rafael Raga de la localidad una exposición fotográfica bajo el lema 'La odisea de ser mujer en India' y para este verano también está previsto un cinefórum de la película 'La fuente de las mujeres', del director franco-rumano Radu Mihaileanu, cuyos derechos de reproducción han sido cedidos por la productora, que trata sobre los roles tradicionales de explotación de las mujeres y los mecanismos de empoderamiento a través del recurso de una huelga de sexo. Los talleres, charlas y otras actividades de sensibilización continuarán durante todo el año.
En cuanto al desarrollo del proyecto en India la Asociación Saheli, con sede en Buñol, trabaja con la ONG local Lokpanchayat, que desde 1993 desarrolla proyectos de agricultura ecológica, infraestructuras hídricas en zonas de sequía persistente, derechos de grupos tribales y género. Es precisamente en este campo donde la ONG valenciana colabora en el mantenimiento de una casa de acogida de mujeres en circunstancias graves de abandono, maltrato y exclusión social.
INDEPENDENCIA ECONÓMICA Y DEFENSA FRENTE A AGRESORES
En ese entorno seguro, las acogidas aprenden un oficio para fomentar su independencia económica, reciben apoyo psico-social para mejorar su autoestima y asesoramiento jurídico para defenderse de sus agresores. La mayoría de matrimonios en India son concertados por los padres y, una vez casada, la esposa pasa a ser dependiente de la familia del marido, a la que también se gratifica con una dote, explican desde el consistorio.
Aunque el abono de la dote está prohibido desde 1961, continúa siendo práctica habitual y, en algunos casos, una vez esta es recibida, el marido se deshace de la mujer. Según el gobierno indio, cada hora muere una mujer por causas relacionadas con el pago de la dote. Según otras fuentes como la Fundación Vicente Ferrer, esta cifra podría multiplicarse "hasta por diez", agregan.
También se da una alta incidencia de agresiones machistas, el rechazo social a las viudas y la explotación laboral de la mujer. "Si a esto le sumamos los problemas derivados de la pobreza y la férrea estructura social india, donde, aunque la ley les reconozca los mismos derechos que a cualquier ciudadano, las mujeres Dalit, las intocables pertenecientes a la casta más baja, no cuentan con apenas derechos efectivos, las actuaciones de ambas ONG tienen una gran incidencia en la vida de estas y de sus hijos", concluye el consistorio.