Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Badoo: la banda que aplasta los cráneos a familias enteras y aterroriza a todo un país

Badoo: la banda que aplasta los cráneos a familias enteras y aterroriza a todo un paísReuters

Miembros de una banda en Nigeria han matado a familias enteras aplastando sus cráneos para después vender su sangre para su uso en rituales de magia negra, y de ello sacan un beneficio económico. Los habitantes de la localidad en la que se están produciendo estos asesinatos ha decidido hacer turnos de vigilancia para capturar y matar a los que cometen estos crímenes.

En Owode Onirin, justo a las afueras de Lagos, ropa sangrienta, tambores, biblias y libros de himnos cubren el piso desnudo de la Iglesia de Cristal de Dios. Hace tres días, cuatro personas fueron asesinadas mientras rezaban. Un asesinato atribuido a la banda Badoo, que hasta ahora ha matado a una treintena de personas desde junio del año pasado.
Aunque este fenómeno de matar por la creencia en la magia negra, no es nada nuevo en Nigeria. Estos crímenes aumentan sobre todo en épocas de dificultades económicas. Pero lo realmente llamativo de estos sucesos que está copando los titulares de varios medios es la forma en la que acaban con la vida de sus víctimas, informa Daily Mail.
Según cuenta un hombre que vive en las inmediaciones de la Iglesia, los asesinos hipnotizan a sus víctimas antes de matarlas. "Dos mujeres y dos niños, entre ellos un bebé de nueve meses, tenían las cabezas destrozadas", asegura.
La banda ha visitado otra iglesia en la misma calle para robar dinero y teléfonos móviles. "Deben haber usado encantos (mágicos) porque nadie notó cuándo entraron en la iglesia. Para el momento en que los asistentes estaban despiertos, les habían robado sus teléfonos y dinero", dijo el jefe de la iglesia Taiwo Adesanya.

El miedo y la falta de fe en la policía para protegerlos ha llevado a los residentes a velar por sus comunidades. Cada noche, las hogueras se encienden en las calles entre las 10 de la noche y 6 de la mañana. Cualquier persona atrapada bajo sospecha de ser miembro de la banda será inmediatamente linchada, dijeron los lugareños. La policía dice que los vigilantes han matado al menos a 10 sospechosos en el último mes.

La banda Badoo comenzó el año pasado cuando una maestra fue violada y asesinada en el área de Ibeshe de Ikorodu, que se encuentra a 10 kilómetros de Lagos. El cráneo de la mujer estaba destrozado. Antes de salir, la pandilla escribió 'Badoo' en la pared. Desde entonces, ha habido asesinatos similares a través de la ciudad.
Se cree que los miembros de la banda tienen poderes mágicos que usan para aparecer misteriosamente y desaparecer durante los ataques. "Inicialmente, pensamos (el caso de Ibeshe) era sólo un caso de robo", dijo el residente Olubare Ademola.

"Pero empezamos a tomarlos más en serio cuando nos dimos cuenta de que han estado usando el mismo estilo". El mes pasado, un hombre, su esposa de 28 años y dos hijos, murieron en el área de Odogunyan de Ikorodu.  La pandilla drena la sangre de sus víctimas en una calabaza, y luego empapa un pañuelo blanco con esa sangre.

"Badoo vende el pañuelo manchado de sangre a los ritualistas que lo utilizan para el dinero y los encantos de poder", dijo Babatunde Ogunyemi, un jefe tradicional en Ibeshe, en el sur de Ikorodu. "Cada pañuelo cuesta unos 1.400 euros. Esto explica por qué Badoo suele acabar con toda una familia para ganar más dinero.