Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baja un 5 por ciento la recogida de basura por habitante

España recogió 443,9 kilos de resiudos urbanos por habitante de media en 2009, un 5,8 por ciento menos que el año anterior, según la Encuesta sobre Recogida y Tratamiento de Residuos del INE, que señala que en total se recogieron 24,8 millones de residuos.
Del total de residuos recogidos, 20,3 millones corresponden a residuos mezclados, que son aquellos generados en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios; y 4,4 millones de toneladas a recogida selectiva (recogida diferenciada).
Así, los mayores valores de recogida de resiudos se registraron en Cantabria y Navarra, mientras que los más bajos están en Comunidad Valenciana y Cataluña. En cuanto a la recogida selectiva los valores per capita se sitúan en 23,5kg por persona y año.
Además, la encuesta recoge que las empresas de tratamiento de residuos gestionaron 49,4 millones de toneladas de residuos no peligrosos y 2,7 millones de toneladas de residuos peligrosos durante 2009. De los residuos peligrosos, el 47, 4% se destinó al reciclado, el 47,7% al vertido y el 4,9% a la incineración. Por su parte, de los residuos peligrosos, el 61,4% se destinó al reciclado, el 26,9% al vertido y el 11,7% a la incineración.
Por otro lado, la industria española generó en España 40,2 millones de toneladas de residuos durante el año 2009, un 19,6% menos que el año anterior, según otra encuesta sobre generación de residuos. El INE explica que esta variación se debió, principalmente, a la disminución de los residuos minerales y los de la combustión.
Así, del total de residuos, 22 millones de toneladas fueron generados en las industrias extractivas, 14,9 millones de toneladas en las industrias manufactureras y 3,3 millones de toneladas en el sector energético. De los 40,2 millones de toneladas totales generadas, 1,4 millones se clasificaron como residuos peligrosos y los 38,8 millones restantes correspondieron a los residuos no peligrosos.
La comunidad autónoma que más residuos no peligrosos generó fue Castilla y León durante 2009, con un 56,7% del total; seguida de la Comunidad Valenciana, con el 6,2%. Por su parte, la comunidad autónoma que produjo más residuos peligrosos fue Cataluña, con un 28,4%, seguida nuevamente por la Comunidad Valenciana, con un 13,3%.
Asimismo, las actividades de servicios comprendidas en la encuesta "Generación de Residuos" del INE (de donde se excluyen Administración Pública, Defensa y Seguridad Social) generaron 10,1 millones de toneladas de residuos no peligrosos, y 0,9 millones de toneladas en residuos peligrosos.