Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban insta a los gobiernos a ser activos en la lucha contra la tortura

Ban pidió a los países que "den un paso más" en la lucha contra la tortura y los tratos inhumanos, crueles y degradantes "y los castiguen donde quiera que ocurran". EFE/Archivotelecinco.es
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó hoy a los gobiernos de todo el mundo a ser activos en la lucha contra la tortura y a que ratifiquen y pongan en marcha las convenciones existentes contra los tratos crueles, inhumanos y degradantes.
"Insto a todos los estados miembros de Naciones Unidas que aún no lo ha hecho, a que ratifiquen e implementen de buena fe la Convención contra la Tortura", dijo Ban en un mensaje con motivo del Día Internacional contra la Tortura.
Ban pidió a los países que "den un paso más" en la lucha contra la tortura y los tratos inhumanos, crueles y degradantes "y los castiguen donde quiera que ocurran".
Por su parte, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, emitió también un comunicado en el que afirmó que "nunca y bajo ninguna circunstancia, estado o amenaza de guerra, inestabilidad o de cualquier otra emergencia" se puede permitir una violación de ese tipo.
Hasta el momento son 146 los países de la ONU que han ratificado la Convención contra la Tortura, que se adoptó en 1984.
Pillay señaló que hay países que han ratificado el documento pero que "siguen practicando la tortura, algunos de ellos a diario", y resaltó que, desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU., algunos han rebajado su compromiso y, aunque no la practiquen, "han ideado maneras ingeniosas de evitar la convención".
"Las prisiones de Guantánamo (Cuba) y Abu Ghraib (Irak), en particular, son símbolos de esa regresión", señaló en referencia a las torturas cometidas en esas instalaciones carcelarias bajo el control de Estados Unidos.
La alta comisionada dio la bienvenida a la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de cerrar la prisión de Guantánamo y de prohibir los métodos de interrogación que incluyen la tortura y son contrarios a la legislación humanitaria internacional.