Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona es de nuevo la ciudad con más atascos de España, según un estudio

Barcelona vuelve a ser la ciudad española más congestionada por el tráfic ya que un conductor de la ciudad condal puede pasar un 28% más de tiempo (respecto a un flujo de tráfico normal sin congestión) atrapado en el tráfico a cualquier hora del día, y hasta un 48% en la hora punta de la mañana.
Según el informe anual del TomTom Traffic Index 2016, que recoge las ciudades con más congestión de tráfico del mundo, ello supone perder hasta 109 horas más de tiempo en total en trayectos cada año.
El estudio sitúa a Palma de Mallorca (con un índice de congestión del 27%), Las Palmas de Gran Canaria (25%), y Gijón, Sevilla y Madrid (23% cada una) por detrás de Barcelona en este ránking. Por otro lado, el tráfico ha descendido ligeramente en ciudades como Gijón y A Coruña.
Sobre las ciudades más congestionadas del mundo, el primer puesto es para México DF, ya que sus conductores pueden llegar a pasar hasta un 59% más de tiempo atrapados en el tráfico a cualquier hora del día, y llegar a un 97% en las horas punta de la mañana, lo que supone perder hasta 219 horas más de tiempo en total en trayectos cada año. Le siguen Bangkok (con un índice de congestión del 57%), Estambul (50%), Río de Janeiro (47%) y Moscú (44%).
Por otro lado, el estudio revela que en 2015 la congestión del tráfico ha aumentado en un 13% globalmente desde 2008. Sin embargo, mientras en Norteamérica el tráfico se ha incrementado en un 17%, en Europa lo ha hecho sólo en un 2%. Además, el informe destaca que en España e Italia el nivel de congestión ha descendido un 13% entre 2008 y 2015.
Los datos de 2014 y 2015 desvelan que el nivel de congestión general en el mundo se ha mantenido estable, pero en Europa ha aumentado un 1% y en España un 3%. "Estas cifras pueden estar influenciadas por la coyuntura económica. Mientras en la última década hemos estado sufriendo en Europa y en España concretamente una crisis económica, parece que desde el último año se nota ligeramente la recuperación, y esto también se refleja en más vehículos en nuestras carreteras", ha afirmado el director general de TomTom en España, Ángel Sevillano.