Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona recomienda a los colegios que los niños no salgan al patio

Cuatro niños murieron al desplomarse un polideportivo en Sant Boi de Llobregat. Video: ATLAS.telecinco.es
El intenso vendaval del fin de semana ha causado daños materiales todavía por valorar en un número indeterminado de escuelas, que han reanudado su actividad educativa. El consistorio ha creído conveniente pedir que los niños no salgan al patio como medida de precaución, según han informado fuentes municipales.
La circular ha sido enviada tanto a los centros escolares como a los pabellones deportivos municipales, que cuentan también con pistas exteriores donde podrían haberse producido daños y, por lo tanto, puedan haberse causado destrozos que todavía no han sido reparados.
Más de 8.000 alumnos sin escuela
Algo más de 8.000 alumnos de 28 centros de educación catalanes no han podido asistir a clase por los desperfectos que ha causado en las escuelas el temporal de viento de este fin de semana, de los que una veintena están situados en las comarcas barcelonesas del Baix Llobregat y Anoia, las más afectadas.
El viento ha provocado además daños de menor consideración en otros muchos centros de educación, que han conseguido reanudar su actividad este lunes gracias a las tareas de limpieza y retirada de elementos caídos que se han realizado durante el fin de semana, según ha informado el departamento de Educación de la Generalitat.
La Conselleria de Educación, en colaboración con los ayuntamientos, ha proveído de equipos electrógenos a algunas escuelas con problemas de suministro eléctrico para que puedan dar clases con normalidad.
El departamento, que continúa evaluando los daños causados por el temporal de viento, trabaja en estos momentos para habilitar los espacios alternativos necesarios para que los centros con desperfectos más importantes no pierdan más días de clases. BQM