Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcos de regata y pescadores de Motril se unen en la búsqueda del tripulante que cayó al mar

La mayoría de las embarcaciones que participaban en la XXXII Regata Mar de Alborán, que ha sido suspendida, así como los pescadores de Motril (Granada) se han unido a la búsqueda de uno de los tripulantes del navío Betelgueuse que cayó anoche al mar en la costa granadina.
Estas embarcaciones centrarán su búsqueda en la zona del litoral que discurre entre Adra, en Almería, y Calahonda, en Granada, según han acordado los patrones de los barcos participantes en esta competición en una reunión celebrada esta mañana en el Puerto de Motril.
Además, el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Motril, Jesús Caparrós, ha dado aviso a los pescadores que se encuentran faenando en este entorno para que colaboren en las tareas de búsqueda y den aviso a los servicios de emergencia si avistan a alguna persona en el mar.
También otras embarcaciones del Club Náutico de Motril han decidido sumarse a los trabajos de localización del desaparecido, que según ha indicado a Efe el presidente del Real club El Candado de Málaga, José Miguel Arregui, se trata del capitán retirado de la Armada Juan Luis Cervera, de unos 68 años y experto en náutica, vela y regata de altura.
Cervera participaba en la regata en compañía de su hijo a bordo del navío Betelgueuse, un barco que pertenece a la Escuela Naval de Cádiz y que aunque inicialmente ha colaborado en las tareas de localización del desaparecido, ha recibido orden para que se retire al puerto de Málaga.
En la búsqueda participan dos helicópteros y un avión de Salvamento Marítimo, este último desplazado desde Almería, y dos patrulleras de la Armada junto a la práctica totalidad de los barcos que competían en la regata.
Según ha dicho a Efe el presidente del Club Náutico de Motril, Antonio Gutiérrez, la desaparición del capitán Cervera no es el único percance que se ha producido en la competición, ya que sobre las 20.30 de ayer el tripulante de otra embarcación también cayó al mar, aunque fue rescatado por sus compañeros y llevado a un hospital de Málaga con fractura de clavícula y un golpe en la cabeza.
Un total de veinticinco embarcaciones partieron ayer a la vez desde Málaga, unas para realizar el recorrido costero con un total de 82 millas desde el club El Candado de Málaga pasando por el RCN de Motril (Granada) y concluyendo en el mismo lugar de la partida.
Otras optaron por el recorrido de altura, que supone muchas horas sin ver la costa y que transcurre desde El Candado hasta la llegada al RCN Motril, después de haber tomado por babor la isla de Alborán, situada a unas ochenta millas del club malagueño para completar, con la vuelta al Candado, unas 161 millas en total.