Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bayer factura 8.581 millones en el tercer trimestre, un 1% más que el mismo periodo del año anterior

El Grupo Bayer ha mejorado su facturación en el tercer trimestre del año, con unas ventas netas que ascendieron a 8.670 millones de euros, un 1 por ciento más que el mismo periodo del ejercicio anterior y un 4,8 por ciento más descontados los efectos cambiarios y de cartera.
Además, según los datos dados a conocer este jueves por la compañía, la facturación acumulada después de nueve meses también ha aumentado con respecto al último año, pasando de los 26.076 millones de euros de 2010 a los 27.337 millones de este curso.
La contribución de los países en crecimiento a esta evolución del negocio se situó por encima de la media, hasta un 9,5 por ciento descontados los efectos cambiarios. El resultado operativo (EBIT) se incrementó de forma considerable, un 94,9 por ciento, con lo que ascendió a 1.099 millones de euros, frente a los 564 del ejercicio anterior.
De igual modo, los gastos extraordinarios ascendieron a 75 millones de euros (ejercicio anterior: 436 millones), de los que 69 millones correspondieron a medidas de reestructuración.
La compañia reconoce que el resultado del ejercicio anterior se ha visto afectado por las medidas de previsión para posibles litigios relacionados con el arroz genéticamente modificado (LL RICE) en Estados Unidos.
Además, el EBIT sin extraordinarios creció un 17,4 por ciento, hasta alcanzar 1.174 millones de euros (frente a los mil millones de 2010), mientras que el resultado antes de intereses, impuestos y amortizaciones o EBITDA antes de extraordinarios aumentó un 8,5 por ciento, hasta ascender a 1.805 millones de euros (cuando el ejercicio anterior ascendió a 1.664 millones).
El resultado consolidado creció más del doble, un 125,3 por ciento, y se situó en 642 (285 el ejercicio anterior) millones de euros. El beneficio depurado por acción se incrementó en un satisfactorio 17,9 por ciento y fue de 1,12 euros (0,95 euros el ejercicio anterior).
El flujo bruto de efectivo aumentó "gracias a la mejora de los ingresos operativos y a la reducción de extraordinarios", explica Bayer, hasta conseguir un incremento del 49,6 por ciento, hasta los 1.327 millones de euros, mientras que el flujo neto de efectivo se situó aproximadamente al mismo nivel que el ejercicio anterior (1.577 millones de euros).
En comparación con el 30 de junio de 2011, el endeudamiento financiero se había reducido "pese a los efectos cambiarios negativos" en 400 millones de euros, y ascendía a 7.000 millones de euros a fecha 30 de septiembre.
Según ha destacado el presidente del Consejo de Dirección, Marijn Dekkers, "ha sido un buen trimestre para Bayer", gracias en parte al "considerable incremento en los rendimientos de Bayer HealthCare y CropScience", añadió.
Por el contrario, en el caso de MaterialScience, los costes de la energía y las materias primas enturbian el resultado. En el ámbito de investigación y desarrollo, Bayer está logrando avances satisfactorios, según declaró Dekkers, quien considera que "se ha reforzado para todo el ejercicio la perspectiva mejorada del Grupo anunciada a comienzos de año".