Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beber sangre y comer insectos… ¿la gastronomía del futuro?

Copa, sangreGTRES

 Si hablamos sobre insectos, heces, o sangre; nadie pensaría que hablamos de comida. Excepto en el Nordic Food Lab, una organización sin ánimo de lucro que considera que estos elementos tendrían que formar parte de nuestra dieta para favorecer la sostenibilidad de los ecosistemas. 


Esta organización, dirigida por el chef del restaurante Noma René Redzepi, viaja alrededor de todo el mundo para aprender sobre la forma de comer de las distintas partes del mundo. Después de esta investigación han llegado a la conclusión de que desperdiciamos algunos alimentos simplemente por el hecho de que parezcan en mal estado.
Entre los alimentos citados por Roberto Flore, el jefe de Investigación culinaria y desarrollo para el diario ‘Independent’, se encuentran los insectos, la sangre o incluso las medusas”. De hecho, los científicos están investigando actualmente la forma para hacer que parezcan comestibles algunos insectos que en la cultura occidental podrían resultar hasta desagradables.