Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Benemérita detiene al conductor presuntamente involucrado en el atropello mortal de un ciclista en Cartagena

Ha sido identificado, localizado y arrestado pocas horas más tarde en una segunda residencia
La Guardia Civil de la Región de Murcia ha esclarecido en pocas horas el atropello que causó la muerte a un ciclista en Torre Pacheco tras detener a A.E.P., británico y de 82 años, como presunto autor de los delitos de omisión del deber de socorro y por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.
Sobre las 19.30 horas de este lunes, día 13, en la carretera RM F-30 que une las localidades de Torre Pacheco y Los Alcázares, tuvo lugar un accidente de circulación consistente en el atropello de un turismo a un ciclista que resultó fallecido, abandonando posteriormente el lugar el conductor en dicho vehículo.
La Benemérita, al tener conocimiento del hecho, estableció un dispositivo de investigación formado por un Equipo de Atestados y una patrulla de Motoristas del Sector de Tráfico de Murcia, que realizaron las primeras actuaciones, recopilaron la información inicial y solicitaron la colaboración ciudadana.
Al mismo tiempo especialistas del Grupo de Investigación de Apoyo al Tráfico eran movilizados urgentemente para llevar a cabo 'in situ' las pesquisas que permitieran reunir los indicios existentes en el lugar del accidente, según informaron fuentes de la Guardia Civil en un comunicado.
Fruto de la investigación y gracias a la colaboración de un guardia civil de la Comandancia de Alicante, que se encontraba fuera de servicio, pocas horas después del suceso se pudo identificar al conductor del turismo fugado del accidente, que pese a tener su domicilio habitual en El Pilar de la Horadada (Alicante), se encontraba en una segunda residencia ubicada en Cartagena (Murcia), donde se había ocultado, supuestamente, para evitar su descubrimiento y detención.
Una vez localizado el conductor se llevó a cabo la preceptiva prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado positivo de 0,85 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, en la primera prueba y 0,92 en la segunda, casi cuadruplicando la tasa máxima permitida que es de 0,25 miligramos.
A consecuencia de estos hechos ha sido detenido como presunto autor de los delitos de omisión del deber de socorro, por haberse fugado del lugar del accidente sin prestar los auxilios obligados al ciclista atropellado, y por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.
Asimismo, el turismo del detenido, que presentaba signos evidentes de haber sido el causante del atropello y que fue hallado en su garaje, ha sido intervenido y depositado en las dependencias de la Guardia Civil, un destino que ha seguido también la bicicleta de la víctima, con la finalidad de ser ambos examinados posteriormente por los especialistas en Criminalística de la Benemérita.
El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas con tasas superiores a 0,60 miligramos se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado, alternativamente, con penas de prisión de 3 a 6 meses o con multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.
Por otra parte, el delito de omisión del deber de socorro, cuando la víctima lo haya sido por accidente ocasionado por el que omitió el auxilio, se encuentra tipificado en el artículo 195 del Código Penal y castigado con la pena de prisión de 6 meses a 4 años.