Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Berja (Almería) muestra su "máxima repulsa" por el presunto asesinato de una mujer a manos de su expareja

El alcalde del Ayuntamiento de Berja (Almería), Antonio Torres (PP), ha manifestado este sábado la "máxima repulsa y condena" al caso de la mujer de 41 años de edad asesinada a manos de su expareja al que se continua buscando, la cual hace que sean 33 las mujeres asesinadas por violencia de género este año.
Según ha indicado el alcalde del Consistorio en una rueda de prensa, el Ayuntamiento se "solidariza" con la familia y las personas más cercanas de la fallecida, al mismo tiempo que ha hecho un llamamiento a que entre todos "debemos tomar conciencia y luchar" contra con la "lacra social" que supone la violencia de genero para "conseguir erradicarla".
En este sentido, Torres ha manifestado la necesidad la unión de todas las administraciones públicas para reforzar las medidas en contra de la violencia de género y que estas sean "efectivas".
A su vez, como medida en memoria a la mujer fallecida, el Ayuntamiento ha declarado un día como luto oficial en el que ondearán las banderas a media hasta y se guardará un minuto de silencio en todos los actos oficiales del Ayuntamiento, todo ello en el marco de las fiestas del municipio.
De esta forma, el edil ha explicado que la mujer fallecía ya había interpuesto varias denuncias que habían provocado que tuviera una orden de alejamiento de unos 200 metros hasta el 21 de octubre además de que hasta el pasado jueves se encontraba en arresto domiciliario con el correspondiente seguimiento de la Policía Local.
Finalmente, el primer edil ha informado de que las investigaciones realizadas apuntan a que el varón tenía las llaves del domicilio por lo que tras el presunto asesinato se "dio a la fuga".