Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boehringer Ingelheim lanza en España nintedanib para pacientes con adenocarcinoma avanzado de pulmón

Boehringer Ingelheim ha anunciado el lanzamiento en España de su antitumoral nintedanib, comercializado como 'Ofev' y 'Vargatef', indicado para el tratamiento de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) localmente avanzado, recurrente o metastásico con histología de adenocarcinoma, un tipo de cáncer con pocas opciones de tratamiento en el que no se producían novedades desde hace años.
En este sentido, este triple inhibidor angioquinasa que se administra junto con docetaxel de forma oral dos veces al día es el primer medicamento que ha demostrado una supervivencia de más de un año, después del tratamiento con quimioterapia de primera línea.
El mecanismo de acción se basa en la inhibición de tres familias de receptores de factores de crecimiento --VEGFR1-3, PDGFR alfa y beta, y FGFR 1-323--, que son las proteínas que se producen en el exterior de la célula cancerosa y que, al unirse a receptores específicos, estimulan el crecimiento y diseminación del tumor, a través de la formación y el mantenimiento de nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis).
Su autorización llega tras los positivos resultados del estudio 'LUME-Lung 1' realizado en 27 países con más de 1.300 pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) avanzado. Este estudio muestra cómo nintedanib proporciona una mediana de supervivencia global superior a un año (12,6 meses) en comparación con 10,3 meses en pacientes tratados con docetaxel en monoterapia.
Y después de seis meses de tratamiento el crecimiento del tumor es un 10 por ciento menor a lo largo del tiempo en los pacientes que reciben nintedanib más docetaxel, en comparación con los que sólo reciben docetaxel.
Además, el efecto favorable es aún más pronunciado en pacientes con adenocarcinoma avanzado de peor pronóstico después de la quimioterapia de primera línea. En este grupo de pacientes, que experimentaron una progresión de enfermedad en los nueve meses siguientes al inicio de la quimioterapia de primera línea, la reducción del riesgo de muerte fue de un 25 por ciento.
La directora médica de la Unidad de Oncología de Boehringer Ingelheim España, Silvia Corretgé, asegura que el lanzamiento permite a estos pacientes "contar con un nuevo fármaco con muy buena tolerancia y que, en estudios clínicos, ha demostrado que consigue aumentar la supervivencia en el tratamiento de segunda línea".