Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas no valora el papel de Cañete en la gestión de Acuamed porque "evita pronunciarse" sobre casos abiertos

La Comisión Europea ha optado este martes 26 de enero por no hacer comentarios sobre el papel que podría haber desempeñado el comisario español, Miguel Arias Cañete, en la posible adjudicación fraudulenta de contratos públicos a la empresa Acuamed, porque considera que no debe pronunciarse sobre investigaciones judiciales abiertas.
"Se trata de una investigación judicial que está en curso a nivel nacional y la Comisión Europea evita pronunciarse sobre procesos en curso", ha zanjado el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, al ser preguntado en una rueda de prensa sobre si Arias Cañete ha ofrecido su versión del caso al equipo de Bruselas.
Fuentes comunitarias añaden que ni el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha hablado con el comisario español sobre la gestión de Acuamed, ni Arias Cañete ha tomado la iniciativa de informar del contexto del caso a la institución europea, después de que varios medios hayan publicado que el entonces titular de Medio Ambiente conocía las adjudicaciones.
Bruselas sí ha contactado con las autoridades españolas para interesarse por la situación, ya que Acuamed es una empresa pública que se ha beneficiado durante años de ayudas de la Unión Europea y el Ejecutivo comunitario considera a los Estados miembros los responsables de la gestión de los fondos.
"Hemos pedido a las autoridades en España información sobre el caso y ya nos han comunicado que los pagos se han suspendido con efecto inmediato", ha indicado el portavoz comunitario de Política Regional, Jakub Adamowicz.
El Ejecutivo comunitario ya informó la semana pasada de su decisión de informar a la Oficina Europea Antifraude (OLAF, por sus siglas en inglés) de la investigación abierta en España, para que considerara la conveniencia o no de investigar los hechos también por su parte.
La empresa pública Acuamed ha recibido ayudas tanto del Fondo Europeo para el Desarrollo Regional (Feder) como Fondos de Cohesión para proyectos en el ámbito del agua de la cuenca del Mar Mediterráneo en el ejercicio 2007-2008, según fuentes comunitarias que cifran en 660 millones de euros el valor de los proyectos cofinanciados por Bruselas en ese periodo.