Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas espera que la UE y los socios comunitarios ratifiquen "pronto" el Acuerdo de París

La Comisión Europea ha presentado este viernes su propuesta para que la Unión Europea ratifique el acuerdo sobre reducción de emisiones alcanzado en diciembre en la Cumbre de París y ha mostrado su confianza en que tanto las instituciones de la UE como los Estados miembros ratifiquen "pronto" este pacto.
"Confío en que el Parlamento Europeo, el Consejo y los Estados miembros completen sus respectivos procesos de ratificación pronto", ha señalado en un comunicado el comisario de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, quien también ha destacado que la Unión "está haciendo sus deberes" y está comprometida a "mantener el impulso y el espíritu de París" y a "garantizar la rápida ratificación e implementación del histórico acuerdo".
Según la propuesta del Ejecutivo comunitario, corresponde ahora al Parlamento Europeo dar su consentimiento a la ratificación del acuerdo, después de lo cual el Consejo de la UE podrá adoptar su decisión al respecto.
Tras esto, el propio Consejo será el encargado de designar a la persona o grupo de personas que depositará el instrumento de ratificación, en nombre de la UE, ante el secretario general de Naciones Unidas.
En paralelo, los Estados miembros tendrán que ratificar individualmente el pacto de París, de acuerdo con sus procedimientos nacionales. La portavoz de Acción Climática de la Comisión, Anna-Kaisa Itkonen, ha explicado que en la propuesta Bruselas insta a los socios comunitarios ha realizar este proceso de tal forma que la UE y los Veintiocho puedan ratificar el acuerdo de forma simultánea.
El acuerdo de París, adoptado el pasado 12 de diciembre, establece el objetivo de reducir las emisiones de gases contaminantes a largo plazo de forma que el incremento de la temperatura global se mantenga por debajo de los 2 grados centígrados. Además, llama a tomar los esfuerzos necesarios para que este aumento de la temperatura caiga por debajo de los 1,5 grados.