Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas presenta los criterios para prohibir los disruptores endocrinos

La Comisión Europea ha presentado este miércoles los criterios científicos necesarios para identificar y prohibir las sustancias, naturales o químicas, que pueden provocar alternaciones en el sistema endocrino, conocidas como disruptores endocrinos.
En concreto, Bruselas ha presentado dos borradores que proponen criterios para la identificación de estas sustancias, uno bajo la legislación comunitaria que regula los biocidas y otro bajo la normativa sobre productos para la protección de plantas.
Así, estos criterios establecen que una sustancia es considerada un disruptor endocrino si causa efectos adversos en la salud de seres humanos, si tiene un mecanismo de acción endocrina y si existe una relación de causalidad entre el efecto adverso y el mecanismo de acción.
Además, especifican que la identificación de los disruptores endocrinos se debe realizar teniendo en cuenta todas las evidencias científicas relevantes, usando un enfoque basado en pruebas y aplicando revisiones "robustas" y sistemáticas.
El Ejecutivo comunitario, sin embargo, debía haber presentado estos criterios a finales de 2013, como estipulaba un reglamento adoptado por la UE el año anterior sobre la comercialización y uso de biocidas. Esta normativa enunciaba las sustancias que, en principio, no pueden aprobarse, entre las que se encontraban aquellas que, según criterios por determinar, están dotadas de propiedades de alteración endocrina.
ASEGURAN "UN ALTO GRADO DE PROTECCIÓN"
El comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andruikaitis, ha subrayado que los criterios científicos que ha presentado bruselas "garantizan que se mantienen un alto grado de protección para los seres humanos y para el medio ambiente" en la legislación comunitaria sobre biocidas y productos de protección de plantas.
Así, ha señalado que estas dos normativas "están entre las más estrictas del mundo por su sistema de aprobación precio, sus extensos requisitos sobre datos y su enfoque sobre riesgos en la toma de decisiones". "La Comisión refuerza hoy su compromiso por la protección de la salud de la gente en la UE", ha añadido.
En este sentido, el comisario lituano a instado a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y a la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) a que comiencen a evaluar si algunas de las sustancias con autorización en la UE son disruptores endocrinos de acuerdo con los criterios presentados este miércoles.
La vicepresidenta del grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo, Michèle Rivasi, ha criticado que según la propuesta de la Comsión sólo los efectos adversos sobre humanos sean la prueba de la existencia de disruptores endocrinos y ha señalado que esto supone excluir a la mayoría de las sustancias perturbadoras endocrinas de la definición.
Por su parte, el Comité de Organizaciones Agrarias y de Cooperativas Europeas (Copa Cogeca) ha defendido la importancia de utilizar unos criterios basados en el riesgo y no en la peligrosidad, como considera que ha hecho el Ejecutivo comunitario, al mismo tiempo que ha advertido de que "acelerar el proceso" no debe conllevar una pérdida de calidad de la evaluación de impacto, especialmente sobre cuestiones socioeconómicas.