Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buruaga (PP) niega que no se pueda sancionar a adjudicataria de Valdecilla y acusa a PSOE de "juego sucio"

Ve en las acusaciones de Pérez Gil una "intención electoral" y las encuadra dentro de la "estrategia de desesperación" del PSOE ante el 26J
La secretaria autonómica de los 'populares' de Cantabria y exconsejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, niega que una claúsula firmada durante el Gobierno del PP impida sancionar hasta 2017 por incidencias o deficiencias a Ferrovial, adjudicataria del contrato de Valdecilla, unas acusaciones que, según la 'popular', tienen una "intención electoral" y forman parte del "juego sucio" de los socialistas contra el PP.
"Muy mal tiene que irle las cosas a algunos, al PSOE, para, a estas alturas, incurrir en esta esta estrategia de desesperación, malas artes y juego sucio", ha afirmado Sáenz de Buruaga al ser preguntada, este viernes, en una rueda de prensa, por una información publicada en El Diario Montañés en la que el actual gerente del Servicio Cántabro de Salud, Julián Pérez Gil, nombrado por el actual bipartito PRC-PSOE, asegura que la Consejería de Sanidad ha descubierto ahora una resolución aclaratoria que impide sancionar hasta 2017 a la adjudicataria.
Sáenz de Buruaga ha negado que la resolución, firmada por el anterior gerente de Valdecilla, César Pascual, nombrado por el Gobierno del PP, "no exonera" a la empresa de ser sancionada o impida que se le pueda requerir cualquier penalización.
En el documento firmado se señala que el criterio de aplicación del mecanismo de deducciones y entrada en vigor de los objetivos de rendimiento, vinculados a los indicadores de estado de la infraestructura y de calidad y de disponibilidad de los servicios, sea de aplicación a partir de los seis meses de la entrada en funcionamiento de los mismos en la nueva infraestructura, Fase III del HUMV.
Sin embargo, en la misma cláusula, tal y como ha aclarado Sáenz de Buruaga, se establece que "en cualquier caso, si el contratista no prestase de manera adecuada en el periodo transitorio los servicios no sanitarios, afectando al funcionamiento ordinario del hospital o generando impactos en la actividad asistencial, el órgano de contratación podrá sin ninguna duda alguna aplicar al contratista las penalidades establecidas en el Documento Descriptivo y lleva a cabo los requerimientos oportunis para que se corrijan las hipotéticas deficiencias detectadas".
Frente a las críticas del gerente del SCS a esta resolución, la exconsejera ha asegurado que, además de "legal", son algo "muy habitual" para interpretar las claúsulas de contratos de una "complejidad" como el de este hospital.
Además, la exconsejera ha señalado que la cláusula "figura y ha figurado siempre" en el expediente de Valdecilla, que, a juicio de Sáenz Buruaga, es el "más examinado" y "más enjuiciado" de la "historia de Cantabria".
Sáenz de Buruaga ha instado al gerente del SCS a aque, si de lo que está acusando al Gobierno del PP es de adoptar una decisión para beneficiar a una empresa en contra del interés público, interponga una denuncia ante los tribunales porque --ha dicho-- eso en Derecho "tiene un nombre".
((Habrá ampliación))