Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buscan a un preso en relación con la mujer que apareció muerta en un coche quemado

Agentes de la policía judicial de la Guardia Civil buscando pruebas en los alrededores del coche calcinado en cuyo maletero apareció el cadáver de una mujer, en la carretera de Muro a Can Picafort (Mallorca), el pasado martes. EFEtelecinco.es
La Guardia Civil y la Policía Nacional buscan a Alejandro de Abarca en relación a la muerte de la joven rumana Ana Nicolau después de que el lunes no regresara al centro de reinserción social donde cumplía una pena, han informado a Efe fuentes del Instituto Armado.
Sobre este hombre hay una orden de búsqueda y captura por romper el permiso carcelario tras disfrutar de libertad el fin de semana y porque las fuerzas de seguridad quieren interrogarle sobre la muerte violenta de esta joven.
El cadáver de Ana Nicolau apareció carbonizado y maniatado en el maletero del coche de su novio el pasado lunes por la noche entre las localidades de Muro y Can Picafort (Mallorca).
Los agentes han "peinado" las gasolineras de la zona para tratar de obtener alguna pista y en la de Muro reconocieron al preso fugado del centro de reinserción.
La Guardia Civil ha visionado los vídeos de numerosas gasolineras con el propósito de identificar el coche y para comprobar si alguien compró gasolina que pudiera haber sido empleada para incendiar el automóvil.
"Todas las líneas de investigación" abiertas para dar con el autor o autores de este homicidio, han insistido fuentes de la investigación.
A la espera de que se realicen las pruebas de ADN, "prácticamente está confirmado" que el cadáver corresponde al de Ana Nicolau, que residía y trabajaba en Mallorca desde hace años. La autopsia realizada al cadáver encontrado en el maletero del coche calcinado concluye que murió antes de que ardiera el vehículo.
El juzgado de instrucción número 4 de Palma lleva las diligencias de este caso después de que el mismo lunes su novio denunciara su desaparición porque no llegó a primera hora de la mañana a su trabajo en una cafetería del centro de Palma de la que era copropietaria.
Su negocio se encuentra en la calle del Socorro de la capital balear, en el sur de la isla, y el coche fue hallado en el norte.
La joven conducía el automóvil de su novio -un Audi 4- porque el suyo estaba reparándose en el garaje. El novio prestó declaración el martes ante la Guardia Civil, que por el momento no ha detenido a nadie.
Ambos convivían desde hace unos años en una urbanización del municipio de Llucmajor. Ella se despidió de su novio antes de irse al trabajo.