Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C-LM recurrirá el nuevo trasvase Tajo-Segura al considerarlo un "despropósito" y "casi inhumano"

La consejera de Fomento de la Junta de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, ha anunciado que el Gobierno regional recurrirá el nuevo trasvase Tajo-Seguro de 60 hectómetros cúbicos al considerarlo un "despropósito" y "casi inhumano".
A preguntas de los medios, de la Cruz ha señalado que el Gobierno regional está "estudiando las medidas legales para poder recurrirlo", aunque ha añadido que el memorándum que aprobó el Gobierno de Cospedal "abre la puerta a que este despropósito pueda ser legal".
"La previsión que se tenía la semana pasada de un nuevo trasvase se ha superado con tres trasvases consecutivos que nos pone en una situación de riesgo con respecto al abastecimiento", ha señalado para agregar que "cada vez que se almacena un poco de agua se aprueba un nuevo trasvase" y esto sólo demuestra "un desinterés total por el río" por parte del Gobierno en funciones de Mariano Rajoy.
Según la consejera, "la situación que nos dejan es lamentable, agónica, matan poco a poco al río para mantener unos intereses electoralistas, pero no piensan ni en el medio ambiente ni en los ciudadanos de Castilla-La Mancha".
En este sentido, ha añadido que la cuenca receptora está a más del 40 por ciento de su capacidad y, por el contrario, la suma de los tres trasvases en los tres meses haría que los embalses volvieran a estar por debajo del umbral de los 400 hectómetros cúbicos.
"Es la primera vez que se aprueban tres trasvases consecutivos y como siempre no sale en el BOE qué cantidad de agua se va a destinar al consumo humano y cuál a regadío, pero el embalse de Taibilla, que es el que almacena para consumo humano, se encuentra a capacidad de 6 hectómetros de 9 que tiene, por lo que de estos 60 en ningún caso entrarían más de 3 para consumo humano. Todos sabemos donde va esta agua", ha señalado la consejera.
De otro lado, según ha explicado, a pesar de que en algunas zonas ha nevado, la situación climatológica, con altas temperaturas, hará que esta nieve sea absorbida por el subsuelo y no sirva para los pantanos. "Había que tener una primavera de lluvias continuas para que se recuperen los pantanos", ha indicado.
El volumen de agua embalsada con el que se han aprobado estos trasvases, según ha señalado, es de 427,25 hectómetros cúbicos y teniendo en cuenta que los desembalses que aún están por hacer de 25 hectómetros cúbicos en marzo, 23 en abril y 31 en mayo, sumado a los 60 hectómetros cúbicos que se han autorizado, la situación hace que se tengan los pantanos de cabecera a 300 hectómetros cúbicos.
Con estos datos, según ha concluido, en aproximadamente mes y medio la situación del río Tajo, "aunque es difícil de prever", pasaría a estar a un nivel 4 de riesgo, a lo que hay que sumar que "si la situación no cambia la primavera será muy seca, lo que hará que empiecen a evaporarse los embalses".