Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO, CSI-F y FAECAP exigen el reconocimiento de la Especialidad en Enfermería Familiar y Comunitaria

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP) y el sindicato CSI-F denuncian la falta de compromiso y planificación de los Ministerios de Sanidad y Educación respecto a la creación de las categorías de especialista de Enfermería (en concreto Enfermería Familiar y Comunitaria).
Estas organizaciones exigen la regulación de la categoría profesional del Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria antes de finalizar el año 2015, en el seno del Ámbito de Negociación del Sistema Nacional de Salud (SNS).
Asimismo, reclaman la celebración inmediata de la prueba de la competencia para el acceso al título de especialista por la vía extraordinaria, y que se realice el proceso de evaluación de la prueba, igualmente de forma inmediata.
Mientras se crea la categoría y se celebra la prueba de competencia, los baremos de selección temporal de profesionales así como los procesos selectivos en las Ofertas públicas de empleo en las distintas comunidades, piden que se valore de forma adecuada la titulación de enfermero especialista, en la doble vía, por formación y por experiencia profesional.
Su última petición es que las comunidades autónomas doten de forma inmediata (en un plazo no superior a seis meses desde la creación de la categoría) las plazas de especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria.
MÁS DE 25.000 ENFERMEROS ESPECIALISTAS SIN TÍTULO OFICIAL
El Ministerio de Educación está retrasando injustificadamente la celebración de la prueba para el acceso extraordinario al título de especialista, regulada desde hace nueve años en el mismo RD 450/2005. "Esto está suponiendo que sean más de 25.000 las enfermeras y enfermeros en ese limbo que les sitúa como especialistas sin título oficial", exponen las entidades.
Desde hace muchos años, se ha venido forjando el cuerpo de conocimientos de esta especialidad, que desde 2010 cuenta con un programa formativo vía residencia (Enfermero Interno Residente), "el mejor sistema para la capacitación de profesionales de la salud". Son más de 800 profesionales, entre residentes y especialistas titulados ya vía EIR, lo que supone una "considerable inversión de recursos económicos para su formación". "No se puede permitir que tanto talento y dinero público se desaproveche", denuncian.