Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. pide a Mato que tome medidas para evitar situaciones como la vivida en Madrid con su plan de externalización

El secretario general de Comisiones Obreras (CC.OO.), Ignacio Fernández Toxo, se ha reunido este miércoles con la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, a la que ha pedido que tome medidas para evitar en otras comunidades situaciones "indeseables" como la vivida en Madrid con su plan de externalización sanitaria, finalmente retirada por el Gobierno regional.
Durante la reunión, el líder sindical ha defendido que Madrid "se ha equivocado gravemente" en su planteamiento y ha recordado que las protestas protagonizadas en contra de la externalización sanitaria han superado las que se produjeron cuando el Gobierno decidió reducir el salario a los funcionarios.
"Es cuando se combina la pérdida de derechos en el ámbito salarial, con la gestión del sistema y la amenaza cierta de privatización cuando los profesionales y pacientes han salido a las calles a decir que hasta aquí podíamos llegar", ha aseverado.
Además, ha explicado a Mato que dicha polémica "convulsiona" la sanidad y "genera una tensión a la que necesariamente no hay que llegar", de ahí que haya pedido al Ministerio que tome medidas para "revertir" aquellos procesos de externalización que se han puesto en marcha en otras comunidades.
"Hay que trabajar en una idea: la gestión pública del conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS)", ha defendido Toxo, que ha insinuado que al abordar el tema Mato ha optado por el "silencio" dado que es el Gobierno madrileño quien tiene las competencias transferidas. "Entiendo los silencios, no es necesario que haga un alegato", ha explicado el líder de CC.OO.
Sin embargo, sí ha pedido al Ministerio que deje claro "ahora y para siempre" que "la sanidad es fundamental" y debe ser "pública, de titularidad pública, y debe gestionarse en beneficio del conjunto de la ciudadanía".
"Hay una ley que permite avanzar hacia fórmulas público-privadas que no compartimos. Nosotros tenemos una idea de cómo debe funcionar la sanidad pública, la sanidad privada tiene su espacio y hay cooperación entre ambas, pero la parte de la sanidad pública que se financia con impuestos del conjunto de la ciudadanía debe ser de titularidad y gestión pública en su totalidad", ha dicho.
SANIDAD MANTIENE SU "RESPETO" POR LAS DECISIONES DE LAS CCAA
Preguntada por este tema al finalizar la reunión, la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, ha explicado que la ministra "desde siempre" ha mostrado "su profundo respeto" y "lealtad institucional" a las decisiones que tomen todas las comunidades "en el ámbito de sus competencias e independientemente de su color político".
Durante la reunión también han abordado la polémica surgida por el límite de 90 días fijado para mantener la asistencia sanitaria en el extranjero a aquellos parados sin prestación por desempleo que salgan de España por un periodo más prolongado.
Sobre este tema, Toxo ha reconocido que "convendría aclarar la redacción" del texto normativo para evitar confusiones, pero ha garantizado que los españoles que van al extranjero y regresan a España vuelven a tener su derecho a la cobertura sanitaria.
Sanidad y Comisiones Obreras también han acordado que "en un plazo corto de tiempo" se convocará una primera reunión de diálogo social para "abrir un espacio de interlocución con los sindicatos" en el que "hablar de políticas sanitarias, atención a la dependencia, grandes políticas de gasto, farmacia, etc".
Asimismo, se ha analizado el anteproyecto de la nueva ley de Mutuas que ha elaborado el Ministerio de Empleo, ya que CC.OO discrepa con la propuesta motivada de alta por parte de las mutuas si tiene efectos inmediatos en caso de que no haya respuesta por parte del SNS en forma de alta.
"El silencio no puede interpretarse de forma positiva perjudicando el interés ciudadano. Y de aprobarse así, se estaría vulnerando un derecho de las personas y perjudicando al paciente", ha reconocido Toxo.
No obstante, ha admitido que "hay una línea de aproximación" con Sanidad y confía en que se llegue a un acuerdo en este tema. "Es una cuestión de principios porque es una competencia del SNS y son sus médicos los que tienen que tener la última palabra", ha defendido.
De hecho, Farjas ha reconocido que el Ministerio está recabando opiniones de todos los sectores implicados para poder transmitírselas al departamento de Báñez.