Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. pide la dimisión de Mato, el consejero de Sanidad y el gerente del Hospital La Paz-Carlos III

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (FSS-CCOO) ha exigido la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, el consejero del ramo de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, y del gerente del Hospital La Paz-Carlos III de Madrid, Rafael Pérez-Santamarina, tras confirmarse la infección por ébola de una auxiliar de Enfermería que atendió al religioso Manuel García Viejo.
Asimismo, ha señalado Antonio Cabrera, secretario general de esta entidad, también deberían cesar de su cargo las personas que "minusvaloraron" el riesgo de traer personas enfermas de ébola a España, "en lugar de realizar una ayuda localizada en las zonas en las que estaba la enfermedad".
"Exigimos una doble investigación desde el vista de punto epidemiológico y desde el punto de vista de las responsabilidades de los gestores de esta situación", ha defendido Cabrera, que pide que se garantice la seguridad del personal sanitario y la de la población.
Del mismo modo, la FSS-CC.OO. cree que se debería exigir el cese de las personas responsables de los fallos en el cumplimiento de los protocolos y de la falta de equipos de protección adecuados y de información y formación adecuada a los trabajadores.
"Es inadmisible y muy grave un fallo en protocolo como queda claro que ha sucedido en esta ocasión", ha señalado Cabrera, que ha recordado que desde este verano ya alertaron del riesgo para los trabajadores porque "el centro hospitalario no cumplía los requisitos mínimos en cuanto a medidas de aislamiento y recogida de muestras".
Asimismo, han mostrado su apoyo a la compañera infectada y a toda su familia, al mismo tiempo que quiere trasladar a los trabajadores y trabajadoras sanitarias su "compromiso total" a la hora de exigir las medidas de seguridad y prevención adecuadas para el desarrollo de su trabajo en las máximas condiciones de seguridad.
"No cejaremos en nuestro empeño de exigir los protocolos y medidas máximas de seguridad para nuestros profesionales, de averiguar qué ha fallado para que se produzca este contagio y, por supuesto, de depurar todas las responsabilidades", ha insistido.