Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CECU, COAG y ecologistas denuncian que el cultivo de transgénicos en España es inferior al que estima Gobierno

Amigos de la Tierra, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Ecologistas en Acción, Greenpeace y Red de Semillas han denunciado que las cifras oficiales de cultivos de transgénicos en el España no son las reales. Estas organizaciones acusan al Gobierno de ofrecer públicamente unas cifras que no corresponden a la realidad y que, en algunos casos, llegan a tener una diferencia del 100 por cien respecto a las proporcionadas por las comunidades autónomas.
Ante esta incongruencia de datos, piden al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente transparencia, que no siga alimentando el "baile de cifras" y que haga pública la información de la superficie real cultivada con transgénicos en el país.
Por su parte, Greenpeace ha solicitado a las autonomías información sobre la superficie cultivada con transgénicos en 2014 para poder contrastar la información real con las estimaciones de Medio Ambiente, que se acaban de publicar. "Una vez más, se constata una diferencia sustancial a la baja respecto a la información aportada por el Ministerio", denuncia la organización.
Aunque muchas comunidades autónomas no han contestado, aquellas donde más se siembran transgénicos sí han enviado la información solicitada, lo que ha permitido confirmar que la superficie cultivada con transgénicos "es muy inferior a la estimada" por el Gobierno lo que, según los denunciantes, es "una constante en los años que se lleva haciendo este trabajo".
En este sentido, las organizaciones destacan los casos de Cantabria y Castilla León, que han contestado que no se han sembrado transgénicos, y el caso de Canarias, cuya respuesta ha sido que desde 2008 no se cultivaban organismos modificados genéticamente, además de haberse declarado Zona Libre de Transgénicos.
En el otro extremo, muchas regiones siguen sin responder a sus obligaciones legales y no han contestado a las solicitudes de información ambiental. Este es el caso de Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Islas Baleares, La Rioja, Región de Murcia, País Vasco, Galicia, Cantabria o algunas que han contestado pero sin aportar la información solicitada; es la situación de la Comunidad Foral de Navarra, Comunidad Valenciana o el Principado de Asturias.
Según critican, la administración española hace "oídos sordos" al rechazo de la ciudadanía por los cultivos transgénicos y a la mayoría de los agricultores que continúan apostando por una agricultura sin este tipo de variedades, aunque la administración y la industria sigan queriendo mostrar una imagen distinta.
Estas organizaciones piden la prohibición del cultivo de transgénicos en el Estado Español porque suponen graves riesgos, no son necesarios y no presentan mejores rendimientos que las variedades convencionales. Sin embargo, han señalado que, mientras se siembren, la opinión pública tiene derecho a conocer la realidad de estos cultivos y no meras estimaciones.