Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CERMI pide a Interior que las personas con discapacidad puedan trabajar en seguridad privada por ley

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha planteado al Ministerio del Interior que abra el ejercicio profesional de la seguridad privada a las personas con discapacidad, ámbito laboral del que ahora están excluidas normativamente.
Ante el próximo desarrollo reglamentario de la Ley de Seguridad Privada, aprobada en abril de 2014, el CERMI ha propuesto recoger expresamente en la nueva norma la opción de que las personas con discapacidad puedan trabajar en la seguridad privada.
Según el CERMI, el reglamento de seguridad privada, pendiente de aprobación, debe incluir disposiciones que permitan tanto el acceso a la seguridad privada de personas con discapacidad como el mantenimiento en esta actividad, cuando la discapacidad sea sobrevenida --en el caso de que la persona ya trabajara en este sector, y por accidente, enfermedad u otro hecho adquiriese una discapacidad--.
En la actualidad, las personas con discapacidad tienen "vetado" el acceso a la seguridad privada, "por entender que no reúnen condiciones psicofísicas adecuadas", según precisa el CERMI, que lo considera "una exclusión injustificada". El sector de la seguridad privada da empleo a más de 100.000 personas en España.