Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CIEMAT defiende que Palomares "siempre" ha sido un tema importante y que trabaja en la solución final a la contaminación

El Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) ha defendido que la cuestión de Palomares "siempre" ha sido un tema "importante" para la institución a la que ha dedicado "muchos" recursos para lograr una "solución final" a la contaminación radiactiva originada por un accidente de dos aviones estadounidenses que portaban cuatro bombas termonucleares sobre Palomares (Almería), el domingo hará 50 años.
La directora del departamento de Medio Ambiente del CIEMAT, Yolanda Benito, ha explicado a Europa Press que la decisión de la Fiscalía de archivar la investigación sobre la limpieza de Palomares a raíz de una denuncia de Ecologistas en Acción era "lo que se esperaba", ya que "desde siempre" esta cuestión ha sido una prioridad, pero que, especialmente desde 2004 y sobre todo desde 2010 se han mantenido muchos contactos con Estados Unidos para "tratar de resolver un problema que nunca se ha dejado morir".
Además, ha valorado que el aniversario del próximo domingo, cuando se cumplirán 50 años desde que dos aviones chocaron en vuelo de forma accidental y cayeran 4 bombas con cabeza termonuclear sobre Palomares y sobre el mar, llegará "en un momento muy cercano al final".
En este sentido, ha recordado que el pasado mes de octubre España y Estados Unidos firmaron en Madrid un documento de entendimiento y voluntades de cara a adoptar un acuerdo en el que se el país norteamericano se compromete a llevarse los residuos contaminados con plutonio.
Benito ha destacado que "sin ese paso adelante nunca se podría resolver el problema" por lo que cree que ambas naciones están "en el buen camino".
Hasta que ese momento llegue y se pueda proceder a la descontaminación, limpieza y restauración de los terrenos afectados, ah asegurado que la contaminación está "contenida en el suelo" y "no presenta riesgo ninguno si no se utiliza ese suelo".
Así, asegura que durante las décadas en que estas tierras no tuvieron actividad ninguna no existió riesgo y que cuando llegó una época en la que se empezaron a mover tierras para cultivos o desarrollos urbanísticos fue cuando se actuó para acotar la zona.
"No ha habido ninguna exposición ni ningún riesgo para los ciudadanos", ha defendido Benito que ha señalado que el CIEMAT ha analizado la contaminación existente en el área afectada, que se extiende en 40 hectáreas.
Respecto a la fecha de puesta en marcha del Plan de limpieza elaborado por el CIEMAT en 2010, ha dicho que no se podía iniciar hasta que estuviera establecido dónde tendrían que llevarse esos residuos, por lo que el plan partía de la negociación del Gobierno.
Una vez mostrada la voluntad del país norteamericano de llevarse, Benito ha elogiado la coordinación "total" entre todas las partes en el proceso y, por su parte, está realizando un conjunto de estudios técnicos para retirar las tierras y, a partir de ahí, hará un plan de rehabilitación en la zona.
QUÉ HAY QUE LIMPIAR
Por otro lado, Benito ha detallado que en la realidad lo que se tendrá que limpiar son 30.000 metros cúbicos de tierra contaminada por medio kilo de plutonio dispersado en 40 hectáreas. "El plutonio y la actividad que hay en la zona está repartida y acotada en un total de 40 hectáreas de superficie. Esto no se puede comparar con Chernobil porque la contaminación está en el suelo", ha defendido.
Sobre la publicación de un libro esta semana sobre el accidente de Palomares y la historia que no se ha contado sobre la cuestión, ha afirmado que desde el CIEMAT se ha facilitado al investigador Rafael Moreno "toda" la documentación disponible en sus instalaciones.
"Para el CIEMAT siempre ha sido un tema importnante al que ha destinado esfuerzos de todo tipo, personales y económicos para intentar buscar la mejor de las soluciones. Dado que el destino final de los residuos está definido, ahora será posible trabajar en una solución definitiva de los residuos", ha concluido.