Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF arremete contra "motivos ocultos" en la reforma del Magisterio en Madrid

CSIF ha arremetido este martes contra los "motivos ocultos" en la reforma de la carrera de Magisterio planteada por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en el Debate del Estado de la Región.
La propuesta de González pasa por intensificar la importancia de las asignaturas de Lengua, Matemáticas, Inglés y Ciencias. "Al no poder cambiar de manera directa el plan de estudios, la Comunidad de Madrid ha trasladado su propuesta al Ministerio de Educación y Cultura y a los rectores a fin de establecer un calendario de reuniones con los máximos responsables de las universidades públicas madrileñas y con los decanos de las facultades que imparten el Grado de Magisterio", han explicado desde CSIF.
Paralelamente, se propondrá a la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid la constitución de un grupo de trabajo. Ante esto, el sindicato ha cuestionado los "motivos ocultos en esta propuesta al generarse en un contexto de clara agresión al profesorado público madrileño".
"Estimamos que cualquier mejora en el currículo y la formación de los profesores es positiva para la enseñanza de nuestra Comunidad, pero no apoyamos el cambio de baremación en la nota final de las oposiciones ni que se presenten datos sesgados y no contrastados, cuyo único fin es atacar a la enseñanza pública", han opinado a través de un comunicado.
CSIF considera que las pruebas de cultura general son "innecesarias" y han recordado que Madrid es la única comunidad que la exige. "Resulta paradójico también que, por un lado, se exija mejorar la formación pero que, por otro, la experiencia y la formación apenas tengan peso en las oposiciones, lo cual es una clara contradicción", han apostillado.
También les choca que la Comunidad de Madrid "haya retirado las ayudas a la formación continua del profesorado a los sindicatos y que muchos docentes que desean formarse deban pagar de su muy dañado sueldo los cursos al no existir suficiente oferta".
CSIF ha defendido que las autoridades madrileñas "parecen interesadas en crear un debate alrededor de la enseñanza pública obviando que los profesionales que en ella trabajan han superado estudios universitarios y oposiciones, incluso en los casos que no han obtenido plaza definitiva".
"La Comunidad de Madrid no puede convertir el ámbito docente en un campo de experimentación, aislado de la normativa nacional, en esta importante materia. CSI-F Enseñanza Madrid exige formar parte del proceso negociador y que su voz sea oída y considerada por la Administración de la Comunidad de Madrid", han concluido.