Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CSN asegura haber sido "transparente y riguroso" en la fuga de Ascó

El Consejo Nacional de Seguridad Nuclear (CSN) asegura que ha sido "transparente y riguroso" a la hora de informar de la fuga en la central de Ascó (Tarragona).  Según su testimonio, se han seguido los pasos habituales: evaluación, inspección y control, y ha calificado el suceso de "típico incidente sin repercusión esperada pero con repercusión social".
El consejero de este organismo Julio Barceló ha insistido en que se ha actuado con total transparencia en el incidente de Ascó, tras detectarse el pasado día 4 de abril contaminación radiactiva en el exterior de la planta.
El consejero del CSN ha precisado que el suceso se comunicó automáticamente al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) . Barceló ha negado que el largo plazo entre el suceso de contaminación, registrado el 26 de noviembre, y el momento de hacerlo público, haya tenido nada que ver con la celebración de elecciones generales el pasado día 9 de marzo.
Ha indicado que el suceso ha ido por partes: "ahora sabemos que el 26 de noviembre se contamina una tubería, en abril encuentran partículas (radiactivas) muy diseminadas, de las cuales la primera era del 14 de marzo", ha dicho. Con los datos de que se dispone ahora se puede asegurar que no habido riesgo para la salud, incluso teniendo en cuenta los datos de nivel de radiación actualizados facilitados por la central.
Control a alumnos y profesores
El directivo del CSN se refirió a este suceso como el "típico incidente sin repercusión esperada pero con repercusión social". En cualquier caso, un equipo de radiólogos se desplazará la próxima semana a Girona para realizar un control a los alumnos y profesores del colegio Maristas que visitaron la central el pasado día 4.
En un primer momento, el CSN clasificó el suceso de nivel 1 en la escala internacional de INES, que llega a 7, en caso de accidente grave, y el día 14 lo recalificó al nivel 2, tras reconocer la dirección de la central que el vertido fue superior al inicialmente estimado.
Barceló indicó que desde que se tiene noticia de la fuga, el proceso que se ha seguido es: evaluación, para detectar la magnitud de la fuga; inspección, sobre lo que recordó que ya se ha realizado una y que se van a hacer otras en los alrededores; y control, para garantizar la tranquilidad de la población.    LA